La gravedad cero hace que la sangre fluya hacia atrás: otro peligro para los viajeros al espacio

La gravedad cero hace que la sangre fluya hacia atrás: otro peligro para los viajeros al espacio

Un equipo científico estudió la actividad de un grupo astronautas que estuvo en la Estación Espacial Internacional.

Tras evaluar a 11 astronautas de la Estación Espacial Internacional, se encontró que la gravedad cero afectó la circulación de la sangre. “Seis miembros de la tripulación demostraron flujo estancado o retrógrado en la vena yugular interna en el día de vuelo aproximado 50”, reveló una investigación científica.

Uno de los astronautas desarrolló “un trombo oclusivo de la vena yugular interna durante el vuelo espacial”. Otros dos, además, presentaron coágulos de sangre, que afortunadamente no tuvieron efectos negativos en su salud.

La vena yugular interna izquierda está a cargo de sacar la sangre de la cabeza cuando estamos acostados. Su misión es servir como un filtro y hacer que la sangre circule por las venas con más resistencia.

Estos son los alarmantes resultados de un estudio publicado el Journal of the American Medical Association, encabezado por la doctora Karina Marshall-Goebel, de la empresa espacial KBR de Houston

Este fenómeno se ha visto, de forma ocasional, en tierra firme en personas con tumoraciones en el pecho, que se convierten en una obstrucción y obligan a la sangre a fluir al revés.

Los riesgos de un coágulo de sangre

Los hallazgos se dieron tras realizar mediciones y ecografías de este vaso sanguíneo en nueve hombres y dos mujeres, antes y después de sus misiones en la Estación Espacial Internacional, así como 50 y 150 días en sus vuelos.

Creen que en dos astronautas el flujo sanguíneo se afectó porque la falta de gravedad hizo que los órganos del pecho se movieran. En otros encontraron que la sangre estaba más o menos estancada, y en uno de ellos un coágulo que bloqueaba el vaso.

“Eso fue definitivamente alarmante”, reconoce Marshall-Goebel. Pues, “los coágulos de sangre pueden ser fatales si se transportan a los pulmones”. De inmediato, se le recetaron anticoagulantes como tratamiento.

Gracias a este descubrimiento, sometieron a pruebas a todos los astronautas que ya estaban en la Tierra y detectaron otro pequeño coágulo en uno de ellos.

La doctora Marshall-Goebel cree que su estudio podría hacer que las mujeres astronautas reconsideren tomarse la pastilla anticonceptiva en el espacio, pues esta aumenta el riesgo de coágulos de sangre.

La gravedad cero hace que la sangre fluya hacia atrás: otro peligro para los viajeros al espacio