México: Pemex dejará de usar Windows para evitar futuros hackeos

México: Pemex dejará de usar Windows para evitar futuros hackeos

Después del ciberataque hecho a Pemex, está empresa mexicana ha decidido dejar de usar Windows y cambiar de sistema operativo.

Después del famoso ciberataque realizado en contra de Pemex, parece que están dispuestos a tomar una medida adicional para su protección, la cual es… cambiar de sistema operativo.

Tirando la casa por la"ventana"

Pemex comenzó a tener problemas hace poco gracias a qué el 5% de sus equipos fueron hackeados y toda la información en ellos fue tomada como rehén. A partir de entonces, hemos visto como se ha desarrollado todo esté asunto, y entre que decidieron no pagar y que ahora están haciendo muchos trámites de manera análoga, llega la nueva idea de cambiar de sistema operativo.

Esto se dio a conocer por cuando se filtró el manual de usuario para el nuevo sistema operativo que van a manejar los equipos de computo de todo Pemex. El cual, resultó ser nada más y nada menos que Ubuntu.

Pemex Ubuntu

Y aunque no es realmente una solución completa a sus problemas, parece que al menos están buscando una solución que puede ayudar en el plazo mediano. Ahora solamente les falta mejorar las medidas de seguridad por completo.

El problema con solamente cambiar el sistema operativo, es que Ubuntu no es invulnerable ni de lejos. Si bien, no se han reportado tantas vulnerabilidades (190) como con Windows (357), el problema viene desde la seguridad con la que se respaldan los archivos, con la facilidad que hay para acceder a las computadoras y los niveles de seguridad de las contraseñas. Además del factor humano, el cual seguramente fue el que dio la entrada a que las computadoras de todo Pemex se infectaran en primer lugar.

El factor humano siempre es la mayor falla de seguridad que cualquier hacker puede explotar, ya sea con correos engañosos con links que llevan a la descarga de malware o simplemente sacando información a las personas por medio de llamadas que aparentan ser de empresas o instituciones bancarias.