Los humanos podrían compartir una gramática innata de la música

Los humanos podrían compartir una gramática innata de la música

Investigadores de la Universidad de Harvard encontraron patrones comunes en más de 5 mil canciones.

Todos los seres humanos en el planeta podrían tener una gramática musical universal, de forma innata. Sin importar el género, la melodía o su origen, toda la música del mundo, por muy diversa que pueda ser, tendría elementos estructurales subyacentes comunes.

Estas afirmaciones provienen de un innovador estudio, en el que los investigadores  descubrieron que el ser humano utiliza bloques similares para construir melodías.

En vista de la poca evidencia que existe sobre las características universales de la música, Samuel Mehr, de la Universidad de Harvard, y sus colegas emplearon la ciencia de datos para probar su hipótesis. Esto les permitió distinguir códigos comunes en la gramática musical de los humanos y también sus variaciones.

Los investigadores desarrollaron entonces una base de datos con unas cinco mil descripciones de canciones y su comportamiento en 60 sociedades. Agruparon sistemáticamente otros datos que sirvieron para estudiar audios de cuatro tipos de música de 30 localidades diferentes. Aquí incluyeron canciones de baile, románticas, de cuna y de sanación.

Esta compilación contiene canciones vocales, pues consideran la voz como instrumento musical compartido en todo el mundo. Tomaron como muestra comunidades pequeñas consideradas como representativas culturalmente.

Los humanos podrían compartir una gramática innata de la música

Los sonidos de la música

Al examinar la gramática de la música, se evidenció la presencia de patrones musicales según el tipo de canción. Lo más asombroso fue descubrir que existe un “tono base” a partir del cual todas las culturas centran sus melodías.

“En la forma en que todos los idiomas del mundo tienen un conjunto de fonemas, todas las palabras del mundo están formadas por pequeños conjuntos de sonidos del habla, lo mismo ocurre con las melodías. Todas las melodías pueden construirse a partir de un pequeño conjunto de notas”, señaló W. Tucumseh Fitch, de la Universidad de Viena, coautor del estudio.

Esto sugiere –agregó– que hay una base biológica que es constante en todos los humanos, pero que se interpreta de manera diferente en cada una de las culturas humanas”.

Para los autores, haber llegado a esta conclusión supone una gramática musical universal en los humanos, semejante al comportamiento de la gramática lingüística.

Coldplay suspende giras de conciertos por su impacto ambiental

La banda regresará a los escenarios cuando sea una opción sostenible.