Manicuristas se exponen a químicos equivalentes a los de una refinería de petróleo

Manicuristas se exponen a químicos equivalentes a los de una refinería de petróleo

Una investigación de la Universidad Estatal de Colorado reveló los efectos negativos de este ambiente de trabajo.

Fuertes olores emanan de los salones de manicura, producto del uso de químicos empleados en los tratamientos de belleza cosmética para las uñas. Los niveles de toxicidad en estos ambientes se asemejan a los de una refinería de petróleo o un garaje.

Esmaltes, removedor de esmaltes, acrílicos, resinas y alcohol son algunos de los productos usados por los manicuristas. La exposición prologada a estos químicos puede ser perjudicial para su salud, según un estudio realizado por la Universidad de Colorado Boulder.

Los trabajadores de los salones de manicura inhalan los vapores cancerígenos generados por compuestos orgánicos volátiles, conocidos como VOC, y esto puede provocarles dolores de cabeza, irritación de las vías respiratorias, problemas reproductivos y tumores malignos.

Los autores principales Lupita Montoya, investigadora del Departamento de Ingeniería Civil, Ambiental y Arquitectónica, y Aaron Lamplugh, científico del Instituto Coorperativo para la Investigación en Ciencias Ambientales; trabajaron en conjunto con colegas de la Universidad Estatal de Colorado.

Manicuristas se exponen a químicos equivalentes a los de una refinería de petróleo

Químicos peligrosos

El equipo de investigación indagó sobre las exposiciones a los químicos de manicura en seis salones diferentes en Colorado. Encontró que en todos había presencia de VOC y que los empleados convivían con estos gases nocivos durante toda su jornada laboral.

Los técnicos manicuristas que participaron en el estudio refirieron síntomas como irritación cutánea y ocular, además de jaquecas recurrentes. Algunos sumaban hasta 19 años de trabajo en estos ambientes.

En el estudio, los científicos midieron los niveles de 10 compuestos orgánicos volátiles, entre ellos el benceno y formaldehído. Descubrieron que el contacto con estos dos químicos cancerígenos aumentaba el riesgo de los trabajadores de padecer cáncer de por vida.

En los seis salones, los niveles de los 10 VOC superaban el umbral común para el olor y el riesgo de inhalación.

Estos hallazgos permitieron a los investigadores hacer una equivalencia entre las exposiciones a hidrocarburos aromáticos y las que reportaron trabajadores de refinerías de petróleo y técnicos de garaje en estudios previos.

Por ello, sugieren el uso de sumideros de carbón activado en los salones de manicure para neutralizar los compuestos orgánicos volátiles.

Estudio confirma que el estrés se dispara en los hombres si sus esposas ganan más dinero

La salud mental de los esposos es afectada por las nomas de identidad de género.