La inteligencia artificial ya resuelve los problemas más complejos de Isaac Newton

La inteligencia artificial ya resuelve los problemas más complejos de Isaac Newton

Una “red neuronal artificial profunda” fue capaz de resolver problemas de la física hasta 100 millones de veces más rápido que las técnicas existentes.

El problema de los tres cuerpos de Isaac Newton, uno de los cálculos más complejos en la física, ha sido resuelto gracias a la inteligencia artificial. Y es que una poderosa red neuronal promete encontrar soluciones hasta 100 millones de veces más rápidas que las técnicas existentes.

Primero formulado por Sir Isaac Newton, hace 300 años, el problema de los tres cuerpos implica calcular el movimiento de tres cuerpos que interactúan gravitacionalmente, como la Tierra, la Luna y el Sol, por ejemplo, dadas sus posiciones y velocidades iniciales.

Puede parecer simple al principio, pero el consiguiente movimiento caótico ha dejado perplejos a matemáticos y físicos durante cientos de años.

La IA es una red neuronal

En la actualidad, el problema de los tres cuerpos es una parte importante para descubrir cómo los binarios de los agujeros negros pueden interactuar con los agujeros negros individuales y, a partir de ahí, cómo interactúan entre sí algunos de los objetos más fundamentales del Universo.

Ahora, un equipos de científicos e investigadores de la Universidad de Edimburgo, la Universidad de Cambridge en el Reino Unido, la Universidad de Aveiro en Portugal y la Universidad de Leiden en los Países Bajos desarrollo una “red neuronal artificial profunda” (ANN), un especie de inteligencia artificial (AI), capacitada en una base de datos y para resolver problemas existentes como el de los “tres cuerpos”.

Ya se demostró que el ANN para alcanzar respuestas precisas mucho más rápidas que hace una década.

Estudio de los agujeros negros

“La ANN está capacitado puede reemplazar los solucionadores numéricos existentes, permitiendo simulaciones rápidas y escalables de sistemas de muchos cuerpos para arrojar luz sobre fenómenos sobresalientes como la formación de sistemas binarios de agujeros negros o el origen del colapso del núcleo en densos cúmulos estelares”, escribieron los investigadores en un artículo.

Varios tipos de redes neuronales, basadas en el procesamiento y el peso de las decisiones que se llevan a cabo en el cerebro humano, ya son capaces de abordar y resolver complejos problemas de la física.

“Los próximos pasos es entrenar una inteligencia artificial profunda para resolver problemas caóticos más ricos, como el problema de 4 y 5 cuerpos, reduciendo aún más la carga en las computadoras”, concluyeron los investigadores.