Grave: Humo de los incendios del Amazonas está acelerando el derretimiento de glaciares de los Andes

Grave: Humo de los incendios del Amazonas está acelerando el derretimiento de glaciares de los Andes

Según los investigadores, el polvo y carbono negro producido por los incendios en la selva tropical están afectando gravemente la zona de los glaciares

Investigadores pertenecientes a la Universidad de Río de Janeiro, Brasil, han confirmado que el carbono liberado por los incendios en el Amazonas hace algunos meses estaría afectando gravemente los glaciares de la Cordillera de los Andes.

Según los expertos, la gran cantidad de Carbono negro que se acumuló en la selva estaría causando que el hielo se vuelva menos reflectante, por lo que se estaría acumulando el en ellos acelerando su proceso de derretimiento.

Recordemos que hace algunos meses se registraron graves incendios en el Amazonas, los cuales causaron una gran destrucción además de pérdidas significativas en la flora y fauna del lugar.

Grave: Humo de los incendios del Amazonas está acelerando el derretimiento de glaciares de los Andes

Glaciares de los Andes en peligro

Todos recordamos que durante el mes de agosto se produjeron grandes incendios en el punto verde más importante del mundo, por lo que los expertos ya estimaban que los daños posteriores a los diferentes ecosistemas de alrededor podían desarrollarse.

Las piezas de carbono oscuro, luego de viajar a través de la atmósfera en el humo, se depositan en la nieve de forma bastante silenciosa, causando grandes daños en los glaciares, ya que se acelera el proceso del deshielo.

Grave: Humo de los incendios del Amazonas está acelerando el derretimiento de glaciares de los Andes

El grupo de investigadores logró crear un modelo con el cual lograron medir el efecto del daño causado a los hielos andinos entre los años 2000 y 2019, tiempo en el cual se han producido grandes incendios en el Amazonas.

Grave: Humo de los incendios del Amazonas está acelerando el derretimiento de glaciares de los Andes

Sin embargo, los ocurridos este año fueron bastante severos, por lo que la acumulación del carbono más reciente puede causar sin duda que el proceso se adelante aún mas. Recordemos que en lo que va de este año, en Brasil se han producido más de 70.000 mil focos de incendios, que ha significado un aumento del 83% con respecto a los últimos cuatro años, situación que preocupa aún más a los científicos quienes ahora enfocan sus esfuerzos en advertir cómo perjudicará el humo a otros puntos de la naturaleza.