Científicos resuelven el por qué los huevos son de diferentes colores

Científicos resuelven el por qué los huevos son de diferentes colores

Los huevos en climas más fríos tienden a ser más oscuros y marrones. Y en las áreas más calientes cerca de la línea ecuatorial los huevos son más claros.

Marrones, blancos y hasta con matices azules. Así son los huevos en diferentes partes del mundo. No todos son blancos como muchas personas piensan. Pero, ¿cuál es la razón científica de que exista una gran variedad de colores en los huevos de las aves?, los científicos ya descubrieron la respuesta a esta gran incógnita y lo publicaron en un estudio científico.

Esto fue lo que respondió Daniel Hanley, profesor de Ecología y Evolución de la Universidad de Long Island en Nueva York y uno de los autores del estudio, a la BBC Mundo sobre la incógnita de los colores.

“Encontramos que los huevos en climas más fríos tienden a ser más oscuros y marrones. Y en las áreas más calientes cerca de la línea ecuatorial los huevos son más claros y más variados en color”, dijo Hanley.

La temperatura es la respuesta en los huevos 

Así de sencilla es la respuesta: Un factor clave que explica el color de los huevos es la temperatura en las zonas geográficas y en esto concordaron Hanley y sus colegas.

Hanley y sus compañeros de investigación analizaron el color y claridad de un huevo por cada una de las 634 especies de diferentes regiones del planeta, incluyendo América Latina.

En el pasado se pensaba que el color de los huevos se debía al camuflaje de los mismos para no ser devorados por los predadores, pero no es así.

Este factor podrían ser relevantes pero el elemento que más influye en la variación de colores es la temperatura, de acuerdo con la investigación de Hanley.

Presentan un moderno dispositivo que diagnosticará el VIH en minutos

El pequeño dispositivo Catch ha sido fabricado usando plástico reciclado y permitirá un auto-diagnóstico de VIH en muy poco tiempo.

 

Termorregulación y pigmentación

La supervivencia del embrión dentro del huevo depende de que se mantenga en un rango limitado de temperatura y esas necesidades de “termorregulación” explican el papel clave de la pigmentación y coloración en los huevos.

En conclusión, las aves que viven en hábitats fríos tienen huevos más oscuros, que se calientan más rápido que otros más claros.

Los científicos también verificaron que los huevos más oscuros efectivamente se calientan más rápido que los claros, y mantienen esa temperatura por más tiempo.

Preocupación por el cambio climático

Igualmente, los científicos hallaron que los huevos más oscuros son más comunes en regiones más frías. En zonas más calientes, en cambio, los colores no solo son más claros, sino más variados, con tonos que van desde el marrón al azul.

“En estos lugares hay otras presiones en materia de selección natural, mientras que en la regiones más frías los colores marrones más oscuros ayudan tanto a la termorregulación como al camuflaje. En los lugares más cálidos los huevos de las aves enfrentan mayores presiones de selección natural debido a predadores y microbios”, agregó también Indira Rojas, investigadora de la Escuela de Veterinaria de la Universidad de Long Island y otra de las autoras del estudio.

Finalmente, los científicos mostraron su preocupación ante la posibilidad de que el aumento de la temperatura por el “calentamiento global” tenga un impacto negativo en aves en las que el color del huevo está adaptado a climas particulares.