Nuevo fósil descubierto es clave entre los dinosaurios y las aves actuales

Nuevo fósil descubierto es clave entre los dinosaurios y las aves actuales

El esqueleto de Fukuipteryx se conserva en tres dimensiones, lo que significa que los huesos del ave están cerca de su forma en la vida.

Las aves son criaturas antiguas y existen desde la era jurásica. Cada halcón, águila, paloma y pingüino vivo tiene raíces ancestrales que se remontan al período de los dinosaurios, cuando existían especímenes voladores como los pterosaurios.

Ahora, un fósil encontrado recientemente en Japón es uno de esos aviarios inesperados que plantea preguntas sobre qué más puede esperar ser descubierto. Los restos podrían ser la clave o el “santo grial” en el paso de los dinosaurios volares con los de la actualidad.

El esqueleto fosilizado, llamado Fukuipteryx prima, fue descubierto por el paleontólogo de la Universidad de la Prefectura de Fukui, Takuya Imai, y sus colegas en Biología de las Comunicaciones.

Un fósil de 120 millones de años

El fósil de 120 millones de años fue descubierto en el verano mientras buscaban restos en la cantera de dinosaurios Kitadani de Japón.

“Uno de mis colegas en el Museo de Dinosaurios de la Prefectura de Fukui vio pequeños huesos en un bloque de piedra de limo”, aseguró Imai. En ese momento, no estaba claro a qué criatura pertenecían los huesos, pero una vez que la roca envolvente se desprendió, la estructura del fósil se volvió clara. El esqueleto era un pájaro madrugador prehistórico bastante inusual.

Según los científicos encontrar un ave fósil bien conservada fuera de esos lugares de conservación excepcional representa un notable descubrimiento paleontológico, y Fukuipteryx en Japón agrega otro lugar significativo en el mapa para las aves fósiles.

Fukuipteryx tiene tres dimensiones

Imai reveló que el esqueleto de Fukuipteryx se conserva en tres dimensiones, lo que significa que los huesos del ave están cerca de su forma en la vida y no se han comprimido a lo largo del tiempo.

“Para ser sincero, no esperábamos encontrar un material tan bueno de un pájaro fósil en nuestro sitio”, dijo Imai. Los paleontólogos esperaban fragmentos y obtuvieron la mayor parte de un esqueleto bien conservado.

Dado que Fukuipteryx tiene aproximadamente la misma edad que esos volantes aplanados, el esqueleto ofrece a los expertos una visión clara de la anatomía esquelética aviar durante el cretácico temprano.

Se encontraron dientes de megalodón en Mérida, Yucatán: Esto prueba que la ciudad pudo estar bajo el agua en el pasado

Los dientes de megalodón se encontraron en un sumidero y apoyarían una teoría que tienen algunos científicos desde hace tiempo.

Dedos que terminan en garras

Acá algunas de las características únicas del fósil: Los dedos que terminan en garras, por ejemplo, es un rasgo que Fukuipteryx comparte con una de las primeras aves conocidas, Archaeopteryx. Su cola es corta y termina en una estructura esquelética llamada pygostyle.

Otra de sus particularidades es su estructura ósea, específicamente en el punto de anclaje para las plumas musculares y de la cola, visto en las aves modernas y considerado un rasgo importante que las aves evolucionaron a lo largo de su transición de los dinosaurios rapaces a las aves de la actualidad.

Fukuipteryx no será el último aleteador de fósiles en sorprender a los científicos. “Siento que es simplemente una de las muchas aves actualmente desconocidas que esperan ser descubiertas en el futuro fuera de China”, dice Imai.

Hallan restos de un pliosaurio marino capaz de devorar un T-Rex

El descubrimiento se hizo en una antigua laguna en Polonia. Las mandíbulas del pliosaurio tenían hasta dos metros y medio de largo.