Cinco curiosidades asombrosas sobre los sables de luz de Star Wars

Cinco curiosidades asombrosas sobre los sables de luz de Star Wars

Los súper conocidos sables de luz consisten en una hoja de plasma, impulsada por un cristal kyber.

Los sables de luz son las principales armas de defensa de los caballeros Jedi y los guerreros Sith en la taquillera película de Star Wars. También se le conoce como “espada láser” y se le considera un objeto muy peligroso, capaz de rebanar a una persona en dos.

Los sables de luz consisten en una hoja de plasma, impulsada por un cristal kyber, que se emite desde una empuñadura usualmente metálica y se podía cerrar a voluntad. Es un arma que requiere habilidad y entrenamiento, y se mejora mucho cuando se usa junto con la Fuerza.

Pero, ¿qué secretos esconde un sable de luz? ¿qué peculiaridades se esconden tras esos zumbidos y esa empuñadura metálica?.

El top de las curiosidades

Te presentamos 5 curiosidades asombrosas de los sables de luz de Star Wars que tal vez desconocías:

1.- Pueden sangrar

Cuando el portador de un sable de luz descarga su odio y todo su poder del Lado Oscuro sobre el cristal kyber, este se termina volviendo de color rojo carmesí según el actual canon de Star Wars. El sangrado se debe a que sufre el cristal kyber de un sable de luz.

2.- Cortan casi todo como un láser

La hoja de un sable de luz es básicamente un filo de plasma controlado mediante cristales y un emisor. El calor que desprende la hoja es más que suficiente para permitir que un sable de luz sea capaz de cortar prácticamente cualquier material. Pero, existen materiales como la cortosis, el beskar o el phrik que no pueden ser cortados.

3.- Son capaces de explotar

Conociendo el tremendo poder que se esconde en los sables de luz no sorprenderá saber que pueden explotar. En Star Wars The Clone Wars se puede observar como la incorrecta construcción de un sable de luz puede desencadenar una explosión, por lo que el peligro para el portador es real.

4.- Llevaban baterías para funcionar

Miles de años antes de la batalla de Yavin, los sables de luz obsoletos, más conocidos como Protosables, poseían baterías.

Los protosables funcionaban con una batería conectada mediante un cable a la empuñadura, que era lo que alimentaba al sable. La invención de las celdas de energía convirtió a los protosables en reliquias del pasado al tiempo que hicieron que los portadores de sables de luz gozasen de mayor libertad de movimientos.

5.- Funcionan bajo el agua

En su estado normal, un sable de luz tiende a desconectarse. Pero, uno de los casos más populares y conocidos es el del maestro Kit Fisto. En Star Wars The Clone Wars pudimos ver al maestro Jedi empleando su sable de luz bajo el agua.