Ciencia: El sistema linfático desempeña un papel clave en la regeneración del cabello

Ciencia: El sistema linfático desempeña un papel clave en la regeneración del cabello

La ciencia acaba de descubrir que el sistema linfático podría ser la clave para ayudar en la regeneración del cabello en los humanos.

La ciencia avanza cada vez más en el estudio de las células madre y los beneficios que estas pueden tener en el cuerpo humano. Pero más específicamente, en el cuero cabelludo. Esto se descubrió gracias a un estudio publicado en la web Science.

¿Cómo funciona eso?

Investigadores de The Rockefeller University descubrieron que el sistema linfático juega un papel importante en la regeneración del cabello. Ya que, al parecer, las células madre se comunican a través de nichos para poderse coordinar.

De hecho, los investigadores, liderados por Elaine Fuchs, descubrieron un nuevo componente de estos nichos, el cual es un recipiente llamado “Capilares Linfáticos” y este transporta células inmunes y extraen el exceso de fluidos y toxinas de los tejidos.

Curiosamente, estos capilares forman una red alrededor del nicho de las células madre dentro de cada folículo de cabello.

Ciencia cabello

El papel del sistema linfático en este proceso es un nuevo concepto y potencialmente, podría proveer nuevos objetivos terapéuticos de condiciones relacionadas a condiciones linfáticos como los defectos en las recuperación en heridas y la pérdida del cabello.

Fue lo que dijo Elaine Fuchs, además, dieron a conocer que las células madre en los folículos de cabello, controlan el comportamiento de los capilares linfáticos, lo que les permite controlar la composición de fluidos y de células que se encuentran alrededor de estas para coordinar la regeneración de tejido sobre un área determinada.

Pero más importante que eso, estos investigadores aprendieron como es que pueden coordinar la actividad de estos a lo largo del tejido. Por lo que tal vez, dentro de poco, podamos ver más y mejores tratamientos en contra de la caída del cabello y además, tratamientos para mejorar la recuperación natural de heridas en los tejidos.

Sin duda es un descubrimiento muy importante que traerá muchos beneficios en un futuro no tan lejano.