Campaña busca visibilizar y llama a denunciar violencia sexual ejercida por agentes del Estado

Campaña busca visibilizar y llama a denunciar violencia sexual ejercida por agentes del Estado

El colectivo “Memorias de Rebeldías Feministas”, apela a denunciar la violencia sexual ante una serie de casos de agresiones y crímenes.

Una campaña para generar conciencia y atreverse a denunciar la violencia sexual de parte del aparato del Estado es lo que está buscando el colectivo “Memorias de Rebeldías Feministas”, ante una serie de casos de agresiones y crímenes sexuales y de denuncias al respecto comunicadas por organismos como el Instituto Nacional de Derechos Humanos y por las organizaciones sociales y feministas.

De las acciones judiciales interpuestas por el Instituto Nacional de Derechos Humanos, “Una de ellas relata haber sido puesta boca al suelo sobre la basura y con el arma de servicio, haber sido amenazada con dispararle si se movía, para luego tocar su cuerpo con el fusil y amenazarla con penetrarla con el arma”.

Desde el colectivo “Memorias de Rebeldías Feministas”, dicen que, este tipo de violencia que “hoy sufrimos las mujeres y estudiantes durante las detenciones en las manifestaciones, no son más que el fiel reflejo de la impunidad de la violencia política sexual o tortura sexual que fue ejercida sobre nosotras durante la dictadura”. Violencia que, por lo demás no ha sido tipificada en Chile.

Violencia sexual

Qué plantea el movimiento sobre la violencia sexual

Es por ello que ante el nivel de detenciones de manifestantes, el estado de emergencia y el despliegue militar asociado y la emergencia de denuncias de mujeres que han sufrido este tipo de violencia, es que desde esta agrupación buscan informar y explicar a la comunidad respecto a la especificidad de este tipo de prácticas, así como llamar a denunciar y solicitar ayuda y acompañamiento.

La obligación de desnudarse durante la detención, agresiones verbales con connotaciones sexuales, amenazas de violaciones, tocaciones y manoseos, la orden de realizar labores asociadas al género femenino (limpar, cocinar, etc.), son algunas de estas expresiones, que, como indicaron, “tienen como objeto específico de ejercicio el cuerpo de las mujeres como territorio político a dominar”.

Colectivo feminista

Denunciar y acompañar

Como insistieron desde la organización, el objetivo de esta campaña informativa es no naturalizar este tipo de prácticas y el manto de impunidad con la que está relacionado, así como darle la connotación social y jurídica que esta debe tener: un delito.

Asimismo, Memorias de Rebeldías Feministas coordinará instancias de acompañamiento para quienes denuncien este tipo de hechos, con un despliegue territorial a nivel nacional. Para ello, la organización habilitó un correo electrónico en un servidor seguro para canalizar estas denuncias y generar acompañamiento en período de crisis en el caso de las mujeres que lo requieran, proceso que se desarrollará en conjunto a los observadores de DD.HH de Casa Memoria de José Domingo Cañas.

Desde la agrupación, manifestaron su defensa al derecho a la protesta y repudiaron este tipo de acciones que buscan castigar e inhibir el despliegue de las mujeres en el espacio público, particularmente en este caso, en la protesta social. Asimismo, insistieron en poner “el acento en el carácter anticapitalista y antipatriarcal de la movilización, necesitamos un cambio estructural y profundo de las relaciones sociales.