Un filósofo trata de innovar en los videojuegos usando el Twitter

Un filósofo trata de innovar en los videojuegos usando el Twitter

En la actualidad, Pippin Barr está construyendo The Artist is Present 2, una secuela que pone a los jugadores en el icónico vestido rojo de Marina Abramović.

¿Los videojuegos y la filosofía son como el agua y el aceite?, parece imposible, pero la verdad es que si es posible y puede dar excelente resultados. Ese es el caso de Pippin Barr, un filósofo que está tratando de innovar el desarrollo del entretenimiento por medio de las consolas.

Pippin Barr recibió un doctorado en Ciencias de la Computación en 2008 con una tesis titulada: “Valores de videojuegos: jugar como interacción humano-computadora”. Él ha desarrollado una serie de “juegos irónicos” basados en la mitología griega donde los jugadores reciben tareas imposibles, como empujar una roca gigante cuesta arriba.

En 2011, Barr creó The Artist is Present, una versión digital de la famosa pieza de actuación MoMA de la artista Marina Abramović. Allí los jugadores pagan para ingresar al museo y esperar en la fila durante horas para tener la oportunidad de sentarse y mirar a los ojos de Abramović todo el tiempo que deseen.

Actualmente, Barr es profesor asistente en diseño y artes computacionales en la Universidad de Concordia en Montreal. Él también está en Twitter y es muy activo.

Una idea de juego

Barr tuitea al menos una vez al día en un formato claro y repetido que es difícil pasar por alto en la avalancha de texto estándar, imágenes y emojis de Twitter. Es todo en mayúsculas, con pensamientos a doble espacio y apilados uno encima del otro, siempre comenzando con “GAME IDEA” (una idea de juego)”.

La forma en que compone estos tweets, divididos y gritando al espectador, los hace leer como poemas en miniatura sobre el diseño y el consumo del juego. Muchos de ellos son divertidos, resaltan ironías e inconsistencias sobre el juego en general, y hacen agujeros en las sabidurías aceptadas de la industria.

“No sé cómo me di permiso para hacer eso, pero quería que parecieran separados del flujo normal de Twitter, que es muy ostentoso”, dijo Barr.

La esperanza es que los tweets de GAME IDEA se sientan como “estas extrañas misivas fuera de contexto de una extraña máquina de generación de ideas, en lugar de una persona humana de la que puedas tener una idea real”, dijo Barr a Engadget.

“Lo cual es ingenuo, porque, por supuesto, puedes tener algún tipo de sentido acerca de qué tipo de persona soy por el tipo de cosas que escribo. Incluso qué tipo de estado de ánimo tengo. A veces se oscurecen bastante, aunque a menudo eso significa que estoy de buen humor”, señaló.

Tuits al ataque

Barr tiene una rutina de tweets. Alrededor de las 10 cada mañana, abre Twitter y escribe, “GAME IDEA”. Luego espera la inspiración para atacar. Se sienta y piensa en sostener un controlador, mirar los botones, hacer girar los pulgares y lo que significa. O lo que no significa. Finalmente, toca “Tweet”.

Ups, no se encuentra el tuit. ¿Tal vez lo eliminaron?

“Definitivamente no está destinado a ser un gran mensaje sobre cómo son los juegos o cómo deberían ser, sino más bien que todo el tema de los juegos y las ideas que tenemos para los juegos son súper, súper limitados”, dijo Barr. “Me gusta tratar de burlarme de eso, incluidas mis propias limitaciones”.

Los tweets de Barr son un botón de pausa para la industria de los videojuegos. Son una invitación a detenerse y pensar, solo por un momento, sobre qué son realmente los videojuegos, por qué los disfrutamos y cómo podrían ser diferentes al ciclo de disparar, saquear y ganar que domina la industria.

Sus “GAME IDEA” son alegres e ingeniosas, pero las mejores también son conmovedoras.

Una propuesta de juego diferente

En la actualidad, Barr está construyendo The Artist is Present 2, una secuela que pone a los jugadores en el icónico vestido rojo de Marina Abramović. Es el mismo escenario que el primer juego, pero esta vez, eres la propia artista, y es tu deber mirar a los ojos de todas las personas que se sientan frente a ti, durante el tiempo que deseen.

El juego comienza en su departamento y hace que los jugadores sigan los pasos de preparación para el día, se pongan el vestido, caminen al museo y luego se sienten durante horas. Barr realmente le contó a Abramović sobre esta idea, brevemente, cuando la conoció.

“Dijo que sonaba muy aburrido, lo que me pareció bastante divertido”, dijo Barr.

Es una idea ridícula para un juego, pero al igual que los tweets, hay un punto más grande escondido detrás de la mejilla. Finalmente, esa quietud y mirada se convierte en una conexión humana, incluso con personajes que parecen haber surgido directamente de MS Paint.

“Estás subsumiendo tus necesidades y cualquier deseo egoísta que tengas para estas pequeñas personas generadas por computadora, que no son reales, pero necesitan que las veas”, dijo Barr. “Ese es el tipo de sentimiento que me interesa tratar de generar, que sientes esta responsabilidad hacia estas personas falsas que desean desesperadamente que los mires, y que los mires a los ojos y los hagas sentir vistos”.

Luego agregó: “El punto en el que estoy, trabajando en el juego en este momento, no estoy pensando en mirar fijamente. No estaba en mi mente en absoluto. Estaba pensando en realidad sobre el clásico de línea sobre mirar el abismo y cómo también se ve dentro de ti. Estaba tratando de encontrar un giro diferente en eso”.