El centro de la Vía Láctea explotó hace 3.5 millones de años

El centro de la Vía Láctea explotó hace 3.5 millones de años

Investigadores de Australia y Estados Unidos utilizaron datos recopilados por el telescopio espacial Hubble.

Hace solo de 3.5 millones, un haz de energía titánico y en expansión provocó una explosión cerca del agujero negro supermasivo en el centro de la Vía Láctea. El estallido, con forma de cono, se expandió a través de ambos polos de la Galaxia y hacia el espacio profundo.

Este fenómeno es conocido como una llamarada de Seyfert. Creó dos “conos de ionización” que atravesaron la Vía Láctea: primero con un diámetro pequeño cerca del agujero negro, pero fue creciendo a medida que salían de la Galaxia.

La explosión fue tan fuerte que impactó en la Corriente de Magallanes. Un rastro de gas que se extiende desde las Nubes de Magallanes Grandes y Pequeñas y que está a un promedio de 200.000 años luz de la Vía Láctea.

La investigación fue realizada por un equipo del ARC Centre of Excellence for All Sky Astrophysics in 3 Dimensions (ASTRO 3D) de Australia, bajo el mando de Joss Bland-Hawthorn.

Creen que la explosión debió ser desencadenada por la actividad nuclear del agujero negro, llamado Sagitario A, o Sgr A*.  “El resplandor debe haber sido un poco como la luz de un faro”, explica Bland-Hawthorn, quien también está en la Universidad de Sydney.

Imagina la oscuridad, y luego alguien enciende el faro por un breve período de tiempo”, dice.

Drama para la Vía Láctea

El centro de estudio califica el hallazgo como asombroso: “En ese momento, en la Tierra, el asteroide que desencadenó la extinción de los dinosaurios ya tenía 63 millones de años, y los ancestros ancestrales de la humanidad, los  australopitecos, estaban en pie en África”.

Para la directora de ASTRO 3D, Lisa Kewley, “este es un evento dramático que sucedió hace unos millones de años en la historia de la Vía Láctea”. Estiman que duró 300.000 años, un período muy corto en términos galácticos.

“Una explosión masiva de energía y radiación salió directamente del centro galáctico y entró en el material circundante. Esto muestra que el centro de la Vía Láctea es un lugar mucho más dinámico de lo que habíamos pensado anteriormente”, detalla.

El equipo de trabajo utilizó datos recopilados por el telescopio espacial Hubble. Trabajaron en conjunto científicos de la Universidad Nacional de Australia y la Universidad de Sydney, la Universidad de Carolina del Norte, la Universidad de Colorado y el Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial en Baltimore.