El gato de la granja: Review Doraemon Story of Seasons [FW Labs]

El gato de la granja: Review Doraemon Story of Seasons [FW Labs]

No todos los juegos basados en licencias de manga y anime terminan siendo malos, muestra de ello es Doraemon Story of Seasons.

Doraemon Story of Seasons puede parecer a primera vista como otro aburrido y mal hecho juego de licencia de Anime. Pero no hay nada más alejado de la realidad, ya que es una experiencia muy bien trabajada y que te hará sentir nostálgico por todas las razones correctas.

Historia

La historia nos pone en los zapatos de Nobita, el protagonista del manga/anime de Doraemon. Quién no tiene idea de cómo es que haría su proyecto de verano para la escuela. Es entonces que encuentra una extraña semilla con forma de espiral, por lo que decide plantarla y de esa manera, terminar su proyecto.

A él se le unen sus viejos amigos, Doraemon, Suneo, Gigante y Shizuka. Pero todo cambia cuando un árbol surge de la semilla y comienza una tormenta como ninguna otra. La cual se lleva a todos a un lugar que no conocen.

Mientras se encuentra inconsciente, Doraemon pierde sus herramientas del futuro a manos de unos chimpancés. Por lo que deben sobrevivir en un mundo ajeno, descubrir lo que ha pasado y encontrar la manera de regresar a casa.

Cada miembro del equipo termina trabajando en un comercio distinto y es Nobita quien termina a cargo de una granja para él solo. Eso sí, tan solo para poder empezar a jugar y grabar tu primer avance, deberás ver una hora completa de historia, la cual en su mayoría son diálogos.

Doraemon Story of Seasons

Gameplay

Los controles son muy responsivos y fáciles de aprender. Básicamente este trata de cosechar y recolectar distintos frutos y vegetales de temporada y venderlos. Algo bastante básico pero muy satisfactorio.

Pero no es lo único que puede generarte algo de ganancia. Ya que también puedes descubrir minerales al minar en cuevas o vender a las distintas criaturas que pesques en ríos, mar o lagos.

Cada día despertará a las 6 de la mañana para comenzar tus labores y tendrás cierta cantidad de energía disponible. La cual se comenzará a agotar a medida que realices las actividades antes mencionadas. Otras actividades que te pueden drenar la energía es talar y picar piedra.

Para recuperar energía y poder continuar con tus actividades, existen varias opciones. La primera y más práctica es comiendo, pero ahondaremos un poco más adelante. La otra es durmiendo la siesta, lo que puedes hacer en cualquier pase del mundo, menos en lugares cerrados que pertenezcan a otras personas.

También existen unas etiquetas que evitarán que te canses sin importar cuánto trabajes, pero su uso es limitado y es mejor usarlas con cuidado.

Si es que has tenido la oportunidad de jugar Harvest Moon o Story of Seasons, este juego es muy similar. Y no es por accidente, puesto que este juego es desarrollado por el equipo encargado de esas dos franquicias. De hecho, pertenece a la serie de juegos de Story of Seasons.

Doraemon Story of Seasons

Audio

El apartado sonoro es sin duda uno de los puntos débiles de este juego. Si bien, la música es agradable y tranquila, está muy mal llevada a la hora de cambiar de escenario o entrar a una algún edificio. Ya que en lugar de que continúe sonando, esta comienza de nuevo desde el inicio.

Pero ese no es el verdadero problema, el problema son las voces de los personajes, específicamente la voz de Nobita. Ya que este hará el mismo sonido una y otra vez sin cansancio al realizar una acción. Si para destruir una piedra con tu martillo requieres darle 10 golpes, Nobita hará el sonido 10 veces seguidas. Si quieres talar un árbol, es lo mismo.

Ese sonido se repetirá sin importar lo que hagas, lo cual se vuelve molesto desde el inicio. La única manera de eliminar este sonido es bajar todo el volumen de las actuaciones de voz. Lo cual impide que escuchemos estas durante partes importantes de la historia.

Doraemon Story of Seasons

Visuales

En cambio, el apartado visual del juego es hermoso. Durante todo el juego podrás ver un marco blanco que hace parecer que estás jugando un sueño. Los modelos de los personajes se trabajaron muy bien y cada uno tiene una gran calidad y una gran personalidad.

Al estar investigando por bosque, playa, montaña, pueblo y otros escenarios, te darás cuenta cuanto amor le metieron al arte. Incluso si tus viajes terminan sin que encuentres ningún objeto importante, habrá valido la pena tan solo por ver los paisajes.

Todo el juego parece sacado de una pintura al óleo y es justamente ese sentimiento lo que le da un estilo único y agradable a este título.

Doraemon Story of Seasons

Otras cosas a tomar en cuenta

El juego tiene una amplia gama de opciones y cosas por hacer, tantas que pasarás horas descubriéndolas. Podrás, por ejemplo, cuidar animales de granja y sacarlos a pasear. Participar en festividades del pueblo también ocurre muy seguido y tratar de investigar todos los niveles subterráneos de la cueva es un gran reto.

A diferencia de juegos como Stardew Valley, este juego no tiene un enemigos ni batallas. Pero sí podrás encontrar insectos a los cuales atrapar a lo largo y ancho de todo el mapa.

Además, a medida que avanzas en el juego, comenzarás a incrementar tu relación de amistad con otros personajes. Por lo que podrás tener acceso a distintos objetos que te regalarán entre mejor te lleves con ellos.

Además, cabe mencionar que no hay grandes consecuencias para tus errores. Por lo que si se te agota el contador de energía, lo más que pasará es que pierdas un día completo.

Otra cosa que seguramente volverá a loco de emoción a muchos, es que puedes ampliar tu casa con dinero, madera y piedra. Además de decorarla con muebles muy variados, estatuas y adornos que desbloquearás con el paso del tiempo.

Doraemon Story of Seasons

Conclusiones

Si has disfrutado otros simuladores de granjas, entonces este juego te va a encantar. Tiene un carisma único que te hará estar pegado a tu consola por horas sin darte cuenta. Vale la pena por completo y más si lo que buscas es un juego que te haga sentir en paz y a la vez, nostálgico.