Mujeres antifeministas tienden a fingir el orgasmo para mostrarse sumisas

Mujeres antifeministas tienden a fingir el orgasmo para mostrarse sumisas

Una encuesta a 462 mujeres heterosexuales de Reino Unido reveló sus motivos para engañar a sus parejas en la intimidad.

“La mayoría de las mujeres ha fingido un orgasmo al menos una vez en sus vidas”. Esta afirmación sirvió de fundamento a investigadores de la Universidad de Queen, en Canadá, para escarbar en la mente de 462 mujeres heterosexuales de Reino Unido. Una variable llamó la atención: la ideología también entra en la habitación durante el sexo.

“Las mujeres que tienen actitudes antifeministas no tienen nada que las frene de fingir el orgasmo, mientras que las mujeres que adoptan una cosmovisión feminista pueden no fingir el orgasmo porque va en contra de su creencia en el derecho de la mujer al placer y su derecho a hablar sobre sexo abiertamente”, explicó la autora del estudio, Emily A. Harris.

En la investigación, publicada en Archives of Sexual Behavior, participaron mujeres con una relación de al menos cuatro meses. Se les preguntó sobre ideología política, religión, creencias sobre sexo, género y orgasmos; así como su historial de relaciones, habilidad sexual de su pareja, fidelidad y su capacidad para alcanzar el orgasmo.

“Mi estudio, y muchos otros, muestran que fingir orgasmos es relativamente común (77% de las mujeres de mi muestra habían fingido un orgasmo al menos una vez)”, señaló Harris en una entrevista a Psypost.

Mujeres antifeministas tienden a fingir el orgasmo para mostrarse sumisas y dóciles

Orgasmo falso, ¿relación duradera?

Para Harris los resultados más interesantes son los vinculados a las creencias sobre género.

Las mujeres que piensan que un hombre las necesita para llegar al orgasmo para que ese hombre se sienta satisfecho van a sentir una mayor presión para llegar al orgasmo y es más probable que simulen sus orgasmos”.

El sexismo hostil es otro factor que influye, pues mostrarse dócil y sumisa en la cama es una forma de alejarse de la creencia que las mujeres desafiantes al poder de los hombres son manipuladoras.

El estudio también encontró en la fidelidad otro motivo. Las mujeres que creían que sus parejas eran infieles se mostraron dispuestas a fingir en la cama. Mientras que quienes evaluaron positivamente la habilidad sexual de su pareja están dentro del grupo que con menos frecuencia simula en la intimidad.

A pesar de sus hallazgos, Harris reconoce que detrás de un orgasmo falso hay múltiples razones y que hasta ahora solo se ha investigado en relaciones heterosexuales. Cree que se debe analizar las consecuencias de fingir en la cama.

Estar obsesionado con el sexo podría ser un asunto genético

Una investigación de la Universidad de Uppsala (Suecia) relacionó el trastorno de conducta sexual compulsiva con la oxitocina.