Robot Curiosity de la NASA detecta antiguo "oasis" en el planeta Marte

El hallazgo realizado por el Curiosity de la NASA es un oasis el cual se secó dejando un red de grietas de más de 3 mil millones de años de antigüedad.

Un notable hallazgo ha realizado el robot Curiosity de la NASA quien encontró un antiguo oasis seco en el planeta Marte de más de tres mil millones de años de antigüedad.

En la imagen publicada por la agencia se puede ver una red de grietas alrededor del lugar en donde se encuentra el oasis en el planeta rojo, las cuales pertenecerían a las corrientes de agua que se vertían alrededor del cráter hace millones de años.

Los científicos de la NASA señalan que este oasis natural estuvo en ese lugar durante millones de años, enriqueciendo las rocas con sales minerales las que luego con el paso de los años y los cambios de clima que vivió el planeta se secaron de forma definitiva.

Robot Curiosity de la NASA detecta antiguo "oasis" en el planeta Marte

La NASA y el oasis en Marte

El sector donde el robot realizó el hallazgo es conocido como Cráter Gale, el cual es un antiguo remanente de un impacto masivo que recibió el planeta hace miles de millones de años atrás.

Los diversos sedimentos transportados por el agua y el viento llenaron todo el piso del cráter en algún momento en todas sus capas. Con los años todo este material se endureció y el viento logró cambiar la forma de las rocas dentro del gigantesco Monte Sharp, una montaña que se eleva más de 5 kilómetros en la superficie del planeta.

Robot Curiosity de la NASA detecta antiguo "oasis" en el planeta Marte

Debido al paso del tiempo, las laderas de la montaña han quedado totalmente expuestas y las diversas capas han revelado que hace muchos años el lugar era completamente diferente donde el agua era abundante en el sector "Fuimos a Gale Crater porque conserva este registro único de un cambio en Marte que nos permitirá comprender cuándo y cómo comenzó a evolucionar todo el clima en el planeta y de cuanto tiempo fue capaz de soportar vida microbiana"., afirmó William Rapin, principal investigador.

Finalmente, los expertos han notado que mientras el Curiosity escala el Monte Sharp, se ve una tendencia de como el paisaje húmedo que existía debajo se hace más seco a medida que se eleva del suelo, por lo que ahora los expertos están dedicados a estudiar el porqué desapareció el agua en el oasis y si el viento tuvo un rol principal en este cambio vivido en el planeta rojo.