Estudio: Las mujeres tienen un poder innato para resistir las enfermedades autoinmunes

Estudio: Las mujeres tienen un poder innato para resistir las enfermedades autoinmunes

La alerta inmune femenina es lo que hace que las mujeres sean menos vulnerables a las enfermedades infecciosas.

La evidencia clínica muestra que los hombres son más propensos a las enfermedades que las mujeres, quienes parecen tener una mayor resistencia. Pero nadie está realmente seguro científicamente de por qué ocurre esto.

La respuesta a ese enigma lo tendría un nuevo estudio realizado por la Universidad Ben-Gurion del Negev y colaboradores internacionales, como parte del Proyecto Global del Genoma Inmunológico (ImmGen). Los investigadores abordaron la interrogante inicial al comparar el “transcriptoma” del sistema inmune de ratones machos y hembras.

Un sistema con potencial innato

Hasta esta investigación, todos los estudios de ImmGen se centraron en ratones machos. La profesora Tal Shay del departamento de ciencias de la vida de BGU y su estudiante Shani Gal-Oz perfilaron ratones hembra, y descubrieron algunas diferencias significativas.

“Las mujeres pueden tener un potencial innato mejorado para resistir los desafíos inmunes debido a que poseen vías inmunes innatas más altamente activadas antes de la invasión de patógenos. Esta alerta inmune femenina es lo que hace que las mujeres sean menos vulnerables a las enfermedades infecciosas y las enfermedades autoinmunes”, explicaron las investigadoras.

La investigación podría dar luces para una posible cura o mejor tratamiento para pacientes con lupus y otras enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico.

Investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard, la Escuela de Medicina Icahn del Hospital Mount Sinai, la Universidad de Chicago, la Universidad Northwestern, la Universidad Hebrea de Jerusalén y el Centro RIKEN de Ciencias Médicas Integrativas de Japón también participaron en el estudio.

La financiación provino de una subvención de la Broad-Israel Science Foundation, una subvención de la Israel Science Foundation y del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.