Los mayas afectaron los bosques tropicales al construir canales y quemar campos para cultivar

Los mayas afectaron los bosques tropicales al construir canales y quemar campos para cultivar

Con sus prácticas, esta civilización habría aumentado los niveles de CO2 y metano.

Garantizar el alimento para su población llevó a los mayas a intervenir en sus campos con prácticas que dejaron una huella negativa en los bosques tropicales. Un estudio de la Universidad de Texas, en Austin, determinó que la construcción de la infraestructura necesaria para tener campos fértiles derivó en contaminación.

La quema de terrenos aumentó la emisión de CO2 y metano, pero la construcción de canales para garantizar el agua en sus campos también afectó al medio ambiente, dicen los investigadores. El análisis de un campo de cultivo de Belice fue la clave para el estudio publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences.

Científicos y estudiantes de postgrado de la Universidad de Texas verificaron 250 kilómetros cuadrados de imágenes láser de alta precisión, que les permitió mapear el suelo debajo del dosel del bosque pantanoso.

Así descubrieron un extenso campo de humedales antiguos y los sistemas de canales que los mayas usaban “para la agricultura y el comercio durante períodos de cambios de población, aumento del nivel del mar y sequía”.

La evidencia mostró que esta civilización prehispánica convirtieron los bosques en complejos de campos de humedales y cavaron canales para gestionar la calidad y cantidad del agua.

Canales y campos construidos por los mayas para cultivar afectaron los bosques tropicales

Cómo resolvieron los mayas su necesidad de alimento

Para Tim Beach, autor principal del estudio, “estas redes de humedales grandes y complejas pueden haber cambiado el clima mucho antes de la industrialización, y estas pueden ser la respuesta a la larga pregunta de cómo se alimentó una gran civilización de la selva tropical”.

Así, los mayas respondieron a los grandes cambios de población y su demanda de alimentos expandiendo su red campos y canales en zonas accesibles para canoas. En el terreno analizado encontraron huellas de alimentos como el maíz, además de  conchas y huesos de animales.

“Estos humedales perennes fueron muy atractivos durante las severas sequías mayas, pero los mayas también tuvieron que tener cuidado con la calidad del agua para mantener la productividad y la salud humana”, señaló Sheryl Luzzadder-Beach, coautora y profesora de la Universidad de Texas.

La intervención de los mayas en los bosques tropicales, a través de la creación de humedales, coincide con el mayor aumento premoderno de metano, registrado de 2.000 a 1.000 años atrás.

Crían cerdos gigantes en China para combatir la escasez de carne

Los cerdos pueden llegar a venderse por 10.000 yuanes (unos 1.400 dólares), tres veces más que el ingreso mensual promedio.