Así son de diferentes los asteroides, meteoritos y cometas

Así son de diferentes los asteroides, meteoritos y cometas

Algunas personas utilizan términos como asteroide, meteorito o cometa como si fueran sinónimos, y esto es un grave error o equivocación común que se puede corregir.

En todo el universo, incluyendo nuestro sistema solar, existen diversos cuerpos celestes que orbitan cerca de los planetas. Muchos son los términos y palabras para identificar cada uno de los objetos que existen fuera de nuestra atmósfera.

Por lo general, algunas personas utilizan términos como asteroide, meteorito o cometa como si fueran sinónimos, y esto es un grave error o equivocación común que se puede corregir.

Cada concepto tienen marcadas diferencias y varias entidades como la Unión Astronómica Internacional o la Royal Astronomical Society definen cuáles son sus características para no equivocarnos.

Te presentamos las diferencias entre un asteroide, meteorito y cometa, distintos cuerpos celestes que se encuentran en el espacio:

Asteroide

La Royal Astronomical Society define un “asteroide” como un cuerpo rocoso que tiene un tamaño inferior al de un planeta y superior al de un “meteoroide”. Según su composición, puede ser carbonáceo o metálico y no suele tener actividad. Es una roca mayor a 50 metros que viaja en el espacio.

En nuestro sistema solar, la mayoría de estos objetos se encuentran en el cinturón de asteroides, una región comprendida aproximadamente entre las órbitas de Marte y Júpiter. Pueden desviarse en ocasiones por la influencia gravitacional de algún cuerpo mayor o planeta.

También están los asteroides troyanos, que se mueven en torno a la órbita de Júpiter; los centauros, que se encuentran en la parte exterior del Sistema Solar; y los coorbitantes de la Tierra, que son capturados por la gravedad de esta y se mantienen orbitándola.

Meteorito

La NASA define a “meteorito” todo aquel cuerpo físico proveniente del espacio, que no se ha desintegrado al entrar en la atmósfera de la Tierra, pero si logra impactar con la superficie.

Los meteoritos, por lo general, dejan los cráteres y pueden causar daños a nivel local o global. Según su composición pueden ser pedregosos (rocas), metálicos, o una combinación de ambos.

Suelen ser pedazos de asteroides, cometas o de los satélites de algún planeta. Son atraídos por la gravedad terrestre y, algunas ocasiones, dejan un fenómeno de luz cuando entra en la atmósfera y se evapora.

Cometas

La Sociedad Astronómica de Argentina define a los “cometas” como cuerpos de la galaxia formados por hielo, rocas y otros compuestos. Sus tamaños pueden oscilar entre un kilómetro y 50 kilómetros.

Debido a sus órbitas elípticas excéntricas, cuando se acercan al Sol, la luz suele vaporizar el hielo del objeto, formándose así su cola de polvo y gas.

Uno de los más famosos es el cometa Halley, oficialmente denominado 1P/Halley. Es un cuerpo rocoso grande y brillante que orbita alrededor del Sol cada 75 años en promedio, aunque su período orbital puede oscilar entre 74 y 79 años.

Es uno de los mejor conocidos y más brillantes cometas de “período corto” de la nube de Oort. Halley es el único de período corto que es visible a simple vista desde la Tierra, y también el único cometa a simple vista que quizás aparece dos veces en una vida humana.