Líderes del G20 discutirán la aplicación de impuestos a empresas tecnológicas

Líderes del G20 discutirán la aplicación de impuestos a empresas tecnológicas

La discusión del grupo con respecto a cobrar impuestos a las empresas tecnológicas serán parte de unas nuevas reglas para regular las lagunas de impuestos.

La próxima semana los países pertenecientes al grupo G20 comenzarán la discusión para decidir si es viable cobrar impuestos a la grandes empresas tecnológicas en la actualidad.

El principal motivo para agregar este cobro a las grandes compañías sería para regular las lagunas económicas que se producen generalmente con respecto a la industria tecnológica.

El grupo esta proponiendo un tipo de impuesto provisional, además de otros que serán mínimos globales y en el caso que las compañías se nieguen a pagarlos estarán en riesgo de recibir altísimas multas.

Líderes del G20 discutirán la aplicación de impuestos a empresas tecnológicas

Impuestos a empresas tecnológicas

Desde la próxima semana se espera que los Ministros de finanzas del G20 comiencen a discutir las diferentes propuestas que se han planteado con respecto a esta problemática.

Entre las compañías que se exponen a pagar impuestos se encuentran Amazon, Google, Apple y Facebook. La reunión se llevará a cabo en la ciudad de Washington, lugar en el que se revisarán todas las propuestas planteadas por la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Las normal fiscales que actualmente rigen los impuestos pertenecen a la década de 20, por lo que el grupo considera que la renovación de estos parámetros es algo trascendental para ordenar las cifras actuales. Una de las propuestas que más ha llamado la atención es la creación de un impuesto a todas las ganancias corporativas en unos pocos puntos, algo que podría cambiar el contexto actual que se tiene de los paraísos fiscales.

Líderes del G20 discutirán la aplicación de impuestos a empresas tecnológicas

Recordemos que en la actualidad existen varios de estos paraísos existen en Irlanda y los cambios podrían generar que lugares como Estados Unidos y Francia se transformen nuevamente en atractivos para acumular las riquezas de muchas empresas.

Por el lado de las compañías tecnológicas no existe oposición alguna con respecto a estos cambios y gran parte de ellas las describe como un cambio totalmente necesario y acorde a los tiempos que corren.