Los monos tienen mayor flexibilidad cognitiva que los humanos

Los monos tienen mayor flexibilidad cognitiva que los humanos

Una investigación de la Universidad del Estado de Georgia puso a prueba a un grupo de estudiantes frente a monos capuchinos y macacos rhesus.

Los monos superan a los humanos cuando se trata de flexibilidad cognitiva. Cuando se trata de estar dispuestos a explorar opciones más eficientes para resolver un problema, los monos exhiben más flexibilidad cognitiva que los humanos, según un nuevo estudio.

La doctora Julia Watzek, del Departamento de Psicología de la Universidad del Estado de Georgia, encabezó el estudio, donde pusieron a prueba a un grupo de 60 estudiantes de esta casa de estudio (50 mujeres, 10 hombres) frente a 7 macacos rhesus y 22 monos capuchinos.

Durante el estudio, los participantes fueron entrenados para seleccionar tres íconos en secuencia. Completaron 96 ensayos de referencia y 96 de prueba, donde además podían tomar un “atajo” al seleccionar de inmediato el ícono final.

Los resultados, publicados en Nature, demostraron que “los macacos rhesus y los monos capuchinos tomaron el atajo significativamente más a menudo que los humanos”. Los estudiantes lo hicieron más tarde que los monos.

Los investigadores sugieren que “estas diferencias de especies surgen de diferencias en la codificación de reglas y en la eficiencia relativa de explotar una estrategia familiar versus explorar alternativas”.

Los monos tienen mayor flexibilidad cognitiva que los humanos: estudio

Humanos limitados

La flexibilidad cognitiva es considera por los científicos como “crucial para la supervivencia” y puede estar relacionada “con factores como la filogenia, la ecología de la alimentación o la estructura social”.

Por ello, creen que los resultados resaltan que “la flexibilidad cognitiva es un acto de equilibrio entre la explotación y la exploración”. Explica que si las estrategias para solucionar un problema están muy arraigadas se ignora la información nueva, lo que podría llevar a la persona a tomar decisiones erradas.

Pero también, si estas estrategias son demasiado susceptibles a nuevos aportes podrían ser reemplazadas fácilmente.

Como ejemplo, los investigadores aluden a los riesgos que corren los expertos al confiar en procedimiento aprendidos en situaciones familiares. Por lo que recomiendan:

Para que podamos tomar buenas decisiones, es importante identificar las condiciones en las que no buscamos o adoptamos nuevas estrategias”.

Experimento demuestra que los simios son capaces de atribuir estados mentales a sí mismos y a otros

El estudio fue realizado en el Santuario de Kumamoto de la Universidad de Kyoto en Japón, con 74 animales y dos actores.