En Hong Kong buscan prohibir acceso a Internet para detener las protestas

En Hong Kong buscan prohibir acceso a Internet para detener las protestas

Un miembro del Consejo Ejecutivo del Gobierno de Hong Kong aseguró que están analizando esta acción con tal de detener las protestas en la zona.

En Hong Kong autoridades del Consejo Ejecutivo del Gobierno buscan prohibir el acceso a la red de Internet para así detener las protestas que ya se extienden por casi 18 semanas.

Recordemos que los habitantes de la zona suelen organizarse y salir a protestar a través de aplicaciones de Internet, por lo que aplicar el mismo control que en China para detener el acceso a la red sería una estrategia certera.

Sin embargo, un grupo de diputados por la zona argumentó que si esta acción se llegara a realizar sería algo terrible porque provocaría una conmoción enorme en las personas y no sería necesario generar más problemas.

En Hong Kong buscan prohibir acceso a Internet para detener las protestas

Hong Kong y las protestas

Recordemos que hace algunos días las autoridades del lugar aplicaron un reglamento el cual prohíbe a las personas que protestas utilizar máscara. Recordemos que en la actualidad estas máscaras son utilizadas por los manifestantes al momento de marchar para así evitar que los identifiquen y con esto tomen represalias contra ellos.

Como era de esperarse, esta nueva medida tomada por el Gobierno causó molestia en las personas, radicalizando aún más el movimiento causando graves enfrentamientos entre la policía y los manifestantes. El movimiento busca que Hong Kong siga manteniéndose separada del resto de China, teniendo su sistema económico aparte y no tener la necesidad de someterse al sistema económico del gigante asiático.

En Hong Kong buscan prohibir acceso a Internet para detener las protestas

Recordemos que ya son más de 18 semanas que se han extendido estas protestas en la zona y aún no se llega a un acuerdo que provoque la calma de los habitantes de la ciudad. Desde el mes de junio de 2019 el movimiento se tornó radical debido a la polémica ley de extradición.

El movimiento en general busca mejorar los mecanismos democráticos que rigen actualmente en Hong Kong, los cuales como base se oponen al autoritarismo que China busca implementar en la zona.