Ingrediente lácteo en fórmula infantil podría potenciar el desarrollo cognitivo de los bebés

Ingrediente lácteo en fórmula infantil podría potenciar el desarrollo cognitivo de los bebés

Los científicos identificaron las propiedades de la membrana que tiene la leche de bobino.

Una membrana del glóbulo de grasa de la leche de bobino, conocida como MFGM, podría mejorar la fórmula infantil para bebés, según un estudio publicado en el Journal of Pediatrics.

Este ingrediente fue puesto a prueba en un ensayo clínico realizado por un equipo de trabajo reunido y patrocinado por Mead Johnson Nutrition, fabricante de fórmulas infantiles.

Los resultados de la investigación demuestran que los bebés que consumen la fórmula infantil a base de leche que contiene MFGM registran un mayor desarrollo cognitivo, de lenguaje y también motor.

Esto difiere de aquellos casos en los que los bebés se alimentan de una composición láctea normal.

MFGM es una capa compleja que normalmente rodea la grasa en la leche. Es altamente nutritiva, pues contiene proteínas, azúcares y lípidos, sostiene el coautor John Colombo, profesor de psicología y director del Instituto Life Span en la Universidad de Kansas.

“En la fórmula homogeneizada, las gotas se rompen, y estos nutrientes de la membrana generalmente se eliminan”, explicó Colombo a periodistas de la Universidad de Kansas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda recurrir a la lactancia exclusiva hasta que el bebé cumpla 6 meses de edad. Sin embargo, por problemas de salud principalmente, muchas madres deben suministrar fórmulas infantiles a sus hijos pequeños.

Ingrediente lácteo en fórmula infantil podría potenciar el desarrollo cognitivo de los bebés

Evaluando la fórmula infantil

La investigación fue realizada entre 2014 y 2015. Colombo y sus colegas aplicaron el ensayo en 451 bebés en tres lugares diferentes en China. De estos niños, en 291 se logró completar el estudio.

Se emplearon pruebas de neurodesarrollo contempladas en las Escalas de Bayley de Desarrollo Infantil, tercera edición.

Los bebés que recibieron fórmula infantil con MFGM y lactoferrina bovina tuvieron estos resultados:

  • Lactantes de 4 a 9 meses: puntajes de desarrollo más altos.
  • Lactantes de un año: perfil de desarrollo neurológico acelerado y atención sostenida mejorada.
  • Lactantes de 18 meses: mejores resultados del lenguaje. Menos problemas gastrointestinales y respiratorios.

En el estudio participaron investigadores de la Universidad Jiaotong de Shanghai, Mead Johnson Nutrition y Brightseed, Universidad Tecnológica de Queensland, Universidad de California, y Universidad de Ciencia y Tecnología del Este de China.

Descubre los biberones de la Prehistoria: eran de arcilla y con forma de animales

Científicos de Universidad de Bristol en el Reino Unido determinaron qué alimentos daban a los pequeños hace 6.000 años.