Hallan un elemento pesado nacido de una fusión de estrellas por primera vez

Hallan un elemento pesado nacido de una fusión de estrellas por primera vez

Gracias a las imágenes del Very Large Telescope (VLT), del Observatorio Europeo Austral, detectaron la presencia del estroncio en el espacio.

Años de estudio permitieron a científicos encontrar, por primera vez, un elemento pesado recién formado tras la fusión de dos estrellas de neutrones. Así lo informaron en un artículo publicado en la revista Nature y difundido por el portal del Observatorio Europeo Austral (ESO).

Darach Watson, de la Universidad de Copenhague, y su equipo utilizaron las imágenes proporcionadas por el espectrógrafo X-shooter de ESO, instalado en el VLT (Very Large Telescope). La fusión se generó en 2017 y fue detectada por las ondas gravitacionales registradas en la Tierra. Entonces fue clasificada con las siglas GW170817.

Desde este evento, los telescopios de ESO monitorearon la explosión de kilonova en un amplio rango de longitudes de onda. El X-shooter captó varios espectros desde el ultravioleta hasta el infrarrojo cercano. Este análisis inicial que sugirió la presencia de elementos pesados en la kilonova.

“Tras reanalizar los datos de la fusión de 2017, hemos identificado la firma de un elemento pesado en esta bola de fuego: el estroncio, demostrando que la colisión de estrellas de neutrones crea este elemento en el universo”, afirmó Watson.

En nuestro planeta, este elemento se halla de forma natural en el suelo y se concreta en algunos minerales. Su uso más habitual está asociado con los fuegos artificiales, pues sus sales sirven para crear el color rojo brillante en la pirotecnia.

Las estrellas y los elementos químicos

Los investigadores están convencidos que este hallazgo es “una de las piezas que faltaban al rompecabezas de la formación de elementos químicos”. Así lo detalla Watson: “Esta es la etapa final de una persecución de décadas para fijar el origen de los elementos”.

Ahora –dice– sabemos que los procesos que crearon los elementos tuvieron lugar, principalmente, en estrellas ordinarias, en explosiones de supernovas o en las capas externas de estrellas viejas. Pero, hasta ahora, desconocíamos la ubicación del proceso final, conocido como captura rápida de neutrones, que creó los elementos más pesados de la tabla periódica”.

Para que esta captura rápida de neutrones ocurra de forma natural se necesitan ambientes extremos, “donde los átomos son bombardeados por un gran número de neutrones”.

Por su parte, Camilla Juul Hansen, del Instituto Max Planck de Astronomía y participante del estudio, destaca que “es la primera vez que podemos asociar directamente el material de nueva creación formado a través de la captura de neutrones con una fusión de estrellas de neutrones”.

Cometas y asteroides podrían estar exportando vida terrestre a la Vía Láctea

Dos investigadores aseguran que el paso de cometas y asteroides cerca de la Tierra son capaces de absorber microbios y transportar la “semilla de la vida” a otros planetas.