Malas noticias: El cambio climático hace más fuerte a El Niño

Malas noticias: El cambio climático hace más fuerte a El Niño

Científicos de la Universidad de Hawái estudiaron la evolución de este fenómeno desde 1901 hasta 2017.

Todo indica que con el paso de los años El Niño seguirá haciendo estragos en el planeta. Un grupo de investigadores de la Universidad de Hawái descubrieron cómo el cambio climático fortalece este fenómeno y provocará eventos más “extremos”.

El equipo, liderado por el científico atmosférico Bin Wang, utilizó registros históricos desde 1901 hasta 2017. Así lograron analizar 33 eventos de El Niño, un fenómeno natural que provoca el calentamiento del Pacífico ecuatorial.

Su principal descubrimiento, publicado en Proceedings of the National Academy of Science, está vinculado con el cambio de la ubicación inicial. Desde 1970, El Niño se forma en el Pacífico occidental.

“El cambio hacia el origen de El Niño por cientos de millas desde el este de la Línea Internacional de Fecha al oeste de ese punto es importante porque el agua hacia el oeste es naturalmente más cálida”, explicó Wang a la AP.

Malas noticias: El cambio climático hace más fuerte a El Niño

El Niño extremo

Para tener una idea de su impacto: este fenómeno puede provocar graves sequías en Australia y la India, pero causar inundaciones en California. De hecho, el océano Pacífico registra mayor cantidad de huracanes durante El Niño y lo contrario ocurre en el Atlántico.

Un estudio de las Naciones Unidas reveló que, entre 1997 y 1998, afectó a 16 países. Provocó “miles de muertes y lesiones por tormentas severas, olas de calor, incendios, inundaciones, heladas y sequías”. Los daños materiales se estimaron entre 32 y 96 mil millones de dólares.

Wang explicó que hasta ahora se han registro tres “súper” El Niño en 1982, 1997 y 2015. Todos tuvieron en común su punto de inicio: el oeste. Pero además cuando sucedieron también se registraron en el planeta nuevos récords en la temperatura promedio.

Encontraron que 12 de los fenómenos registrados, antes de 1978, comenzaron en el este; pero después de ese año, once de ellos se desplazaron al centro u occidente. El cambio climático contribuye subir la temperatura en esa piscina cálida del Pacífico, por lo que esperan El Niño sea cada vez más extremo en el futuro.

Cómo la ciencia puede contribuir a enfrentar la escasez hídrica y la sequía

En la actualidad, unas 2.200 millones de personas en el mundo sufren de sequía y no tiene acceso al agua potable.