Trolls baratos: Las campañas de desprestigio en línea se pueden comprar por tan solo $8 dólares

Trolls baratos: Las campañas de desprestigio en línea se pueden comprar por tan solo $8 dólares

Los investigadores indicaron que localizaron los servicios disponibles de desinformación y desprestigio “en los foros criminales clandestinos”.

Una investigación detallada reveló cuán fácil y económicamente viable puede ser realizar una campaña de desprestigio o difusión de información “falsa” contra un producto o empresa, usando los sistema en línea y las redes sociales.

Un grupo de investigadores creó una compañía ficticia y contrataron los servicios de dos proveedores de “información” diferentes, uno para difundir historias positivas y publicaciones en redes sociales sobre la compañía y otro para destruir públicamente.

La investigación del Mail Online reveló que los servicios de “desprestigio” van desde $ 8 para publicaciones en redes sociales hasta $ 1.500 para servicios de SEO. Las empresas en el ramo garantizaron, además, que las publicaciones de desinformación y negativas tienen un mayor puntaje en las búsquedas.

“Ambas compañías contratadas usaron como herramientas cosas negativas de derribo, desacreditando al oponente o competidor”, dijo el investigador Roman Sannikov a ArsTechnica.

“Pero también pueden promocionar empresas, utilizando las mismas cuentas de redes sociales”, señaló.

Los investigadores indicaron que localizaron los servicios disponibles de desinformación y desprestigio “en los foros criminales clandestinos y accesibles para clientes del sector privado, no solo para los estados nacionales. Estos servicios son asequibles y personalizables”.

“Sus operadores trabajan en equipos para publicar artículos en sitios web de medios y propagar ese material, a través de cuentas de redes sociales bajo su control directo”, indicaron.

Corporación falsa

Los investigadores crearon una compañía ficticia, Tyrell Corporation, que también era el nombre de la corporación que produjo replicantes en la película de ciencia ficción de 1982 Blade Runner.

La campaña positiva que los investigadores compraron para Tyrell Corporation incluiría la creación de cuentas de Facebook y LinkedIn para publicar sobre la compañía, una campaña mensual de marketing en redes sociales y comentarios sobre artículos sobre la compañía vendidos en paquetes de 10 por $ 100.

Mientras que el proveedor de “desinformación y desprestigio” enumeró 50 publicaciones diferentes en el Reino Unido en las que supuestamente prometió que podría ubicar historias, que van desde $ 8 hasta los $ 180 para medios de noticias más acreditados.

Los investigadores concluyeron que “lanzar una campaña de desinformación es alarmantemente simple y económico”.