¿Qué es el desarrollo sostenible y por qué es diferente al desarrollo sustentable?

¿Qué es el desarrollo sostenible y por qué es diferente al desarrollo sustentable?

El medio ambiente atraviesa ambos conceptos, pero también los separa.

Desarrollo sostenible y desarrollo sustentable suelen ser términos empleados como sinónimos, pero existen entre ellos  diferencias que nos hablan de ámbitos distintos. Lo cierto es que los dos nacen de una necesidad innata en el ser humano: la sobrevivencia como especie.

El concepto de desarrollo sostenible nació en 1987, a través del Informe Brundtland. Entonces la primera ministra noruega Gro Harlem Brundtland planteó, en la Comisión Mundial de Medio Ambiente y Desarrollo de Naciones Unidas, necesidad de cambiar la concepción de desarrollo que existía entonces.

“El desarrollo sostenible es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”, expresa el documento.

Este concepto fue tomado por Naciones Unidas como bandera para que los gobiernos del mundo se comprometieran a aplicar nuevas políticas ambientales. Sin embargo, con el paso del tiempo el desarrollo sostenible se adjudicó a un ámbito más grande, que incluye el cambio social y económico.

De esta concepción más amplia nacieron, en 2015, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que también son conocidos como Objetivos Mundiales. Fueron adoptados por todos los estados miembros de Naciones Unidas, “para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad para 2030”.

Qué es el desarrollo sustentable

Varios autores debaten sobre el origen de este término. Algunos argumentan que el Informe Brundtland realmente se refería al desarrollo sustentable por el uso de la palabra “sustainability”.

El desarrollo sustentable está asociado a los procesos que buscan preservar, conservar y proteger el medio ambiente; pero no necesariamente están vinculados con las necesidades sociales, políticas o culturales de los pueblos.

Otros expertos refieren que el desarrollo sustentable es un fin en sí mismo, mientras el desarrollo sostenible es un proceso. “Un verdadero desarrollo sostenible implica por añadidura sustentabilidad, pero la sustentabilidad no implica necesariamente sostenibilidad”.

Los oceános se quedan sin peces mientras los Gobiernos aumentan subsidios para pesca de arrastre

China y la Unión Europea han entregado más de 7 mil millones dólares para mejorar la capacidad de esta industria.