Científicos buscan pistas sobre cómo “nace” el cáncer y así erradicarlo

Científicos buscan pistas sobre cómo “nace” el cáncer y así erradicarlo

Los investigadores planean “dar a luz” al cáncer en el laboratorio y así ver exactamente cómo nacen las células.

Científicos británicos y estadounidenses están uniendo fuerzas para buscar los primeros signos de cáncer en un intento por detectar y tratar la enfermedad antes de que surja y se propague por todo el organismo.

Los investigadores planean “dar a luz” al cáncer en el laboratorio y así ver exactamente cómo se ven las células cancerosas “en el primer día”.

Es solo una de las prioridades de investigación de la nueva Alianza Internacional para la Detección Temprana del Cáncer, según informó el portal BBC News. La alianza se estableció entre la Cancer Research UK, las universidades de Cambridge, Manchester, University College London y Stanford y Oregon en los Estados Unidos, para compartir ideas, tecnología y experiencia en esta área.

Pruebas menos invasivas para el cáncer

Trabajar juntos en la detección temprana del cáncer significará que los pacientes se beneficiarán más rápidamente, según los investigadores.

Los científicos apuntan a desarrollar pruebas menos invasivas, como pruebas de sangre, aliento y orina, para monitorear pacientes de alto riesgo, mejorar las técnicas de imagen para detectar el cáncer temprano y buscar signos virtualmente indetectables de la enfermedad.

Pero, lamentablemente, admiten que esto es “como buscar una aguja en un paja” y que podría llevar 30 años sin descanso.

“El problema fundamental es que nunca vemos que un cáncer nazca en un ser humano”, aseguró a BBC News, el doctor David Crosby, jefe de investigación de detección temprana en Cancer Research UK.

“Cuando se encuentra (el cáncer), ya está establecido y eso es lo que hecho más compleja la investigación”, indicó.

Los investigadores de Manchester, por ejemplo, están cultivando tejido mamario humano en el laboratorio con células inmunes sintéticas para ver si pueden detectar los cambios sutiles más tempranos que podrían conducir al cáncer.

La meta es un banco de tejidos

El profesor Rob Bristow explicó que el procedimiento era similar a un “banco de tejidos vivo fuera de los pacientes”.

Otros investigadores del cáncer agregan que deben ser más precisos, también observando los genes con los que las personas nacen y el entorno en el que crecen, para determinar el riesgo personal único de un individuo de diferentes tipos de cáncer. Solo entonces sabrán cuándo intervenir.

Investigación desconectada

Hasta la fecha, los científicos dicen que la investigación sobre detección temprana ha sido a pequeña escala y desconectada, careciendo del poder de los ensayos en grandes poblaciones de personas.

El doctor Crosby aseguró que la nueva colaboración y alianza “induciría un cambio radical en nuestros sistemas de salud, al pasar de la costosa lucha contra incendios de la enfermedad en etapa tardía, a poder intervenir en su punto más temprano y brindar un tratamiento rápido y rentable”.

Las cifras muestran que el 98% de las pacientes con cáncer de mama viven durante cinco años o más si la enfermedad se diagnostica en la etapa 1, la etapa más temprana.