Cuando disminuyen los ingresos nuestro cerebro lo sufre

Cuando disminuyen los ingresos nuestro cerebro lo sufre

Un estudio analizó la relación entre la inestabilidad económica y las funciones cognitivas, demostrando el impacto que tiene en nuestra salud cerebral.

La inestabilidad económica registrada en Estados Unidos sirvió de punto de partida para estudiar el impacto de la caída de ingresos anuales en el envejecimiento del cerebro.

La investigación, publicada en la revista Neurology, comprobó que perder el 25% de la entrada de dinero afecta la salud cerebral de los adultos jóvenes.

“Nuestros resultados proporcionan evidencia de que una mayor volatilidad de los ingresos y una mayor caída de los ingresos durante los años de ingresos máximos están relacionados con el envejecimiento cerebral poco saludable en la mediana edad”, aseguró la doctora Leslie Grasset, del Centro de Investigación Inserm en Burdeos y autora del estudio.

Los 3.287 participantes, de entre 23 y 35 años, informaron con detalle sobres sus ingresos anuales, sin impuesto, cada cinco años desde 1990 hasta el 2010.

Es decir, el estudio abarca un periodo de 20 años de la vida de estas personas, quienes además estaban inscritos en un estudio sobre el desarrollo de riesgos de arterias coronarias.

De ellos, 1.780 personas no tuvieron una ninguna caída; 1.108 tuvieron una pérdida del 25% o más y 399 sufrieron dos o más derrumbes de sus ingresos. Del grupo de estudio, 707 participantes fueron sometidos, en 1900 y en 2010, a una resonancia magnética para estudiar su volumen cerebral total y de otras áreas.

Cuando disminuyen los ingresos nuestro cerebro lo sufre

Un cerebro envejecido

Para demostrar el impacto en la salud de la inestabilidad económica, los científicos realizaron pruebas de pensamiento y memoria a los participantes. Las personas que sufrieron dos o más caídas de ingresos al año realizaron los peores desempeños.

“Como referencia, este bajo rendimiento es mayor de lo que normalmente se ve debido a un año de envejecimiento, lo que equivale a una puntuación peor en solo 0.71 puntos en promedio o 0.53 por ciento”, dijo Grasset a la Academia Americana de Neurología.

También determinaron que su volumen y conectividad cerebral y era menor en comparación con quienes no sufrieron económicamente. Para la investigadora podrían darse varias explicaciones para este fenómeno, entre ellas que las personas con ingresos más bajos e inestables no tengan atención médica adecuada.

Prueban con éxito terapia génica para regenerar las neuronas pérdidas en accidentes cerebro vasculares

Investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania lograron reparar tejido cerebral en ratones usando el virus adenoasociado NeuroD1.