Los bunkers más espectaculares para esperar el apocalipsis

Los bunkers más espectaculares para esperar el apocalipsis

Estados Unidos y Europa ostentan las construcciones más lujosas.

Prepararse para el fin del mundo es una prioridad para los más ricos. Quieren sobrevivir pero sin perder los lujos que tienen en la superficie, por eso pagan por los más excéntricos bunkers. Además de espacio, estos refugios cuentan con comodidades propias de cualquier mansión.

Están ubicadas principalmente en Estados Unidos y Europa, donde el mercado de los bunkers está dirigido a proteger a sus clientes con estructuras que pueden resistir a un ataque nuclear. Agua, luz, comida y una cama donde dormir son apenas los requisitos básicos de estos espectaculares fuertes.

Los bunkers más caros

Vivos

Esta empresa desarrolla proyectos en Estados Unidos y Europa. Dicen haber construido “la comunidad de supervivencia más grande del mundo”, con 575 bunkers privados en Dakota del Sur. Vivos xPoint era una antigua  base del Ejército norteamericano para almacenar bombas y municiones, de 1942 a 1967.

Allí podrán alojarse más de 5.000 sobrevivientes, con opciones más asequibles que otras. Cada búnker permite recibir entre 10 a 24 personas con suministros para un año. También tiene construcciones en Indiana y Europa.

Vivos Europa One será “un moderno Arca de Noé”, dicen en su portal. Cada piso tendrá más de 200 metros cuadrados, equipado a medida de cada familia. Pero todos contarán con piscinas, teatros, gimnasios, cocina, bar, dormitorios y baños de lujo.

Survival Condo

Está ubicado en un antiguo silo de misiles, pero está adaptado a la vida moderna con una piscina comunitaria, parque para pasear perros, muro de escalada, teatro, tienda general y una granja. Todo debajo de la tierra y con paredes de casi 30 metros de espesor.

Para sobrevivir al apocalipsis en Survival Condo basta tener mucho dinero. Su penthouse, con dos niveles, cuesta más de 4.5 millones de dólares; mientras que una unidad completa, de un solo nivel, podría valer un poco más de 3 millones de dólares. Las más “baratas” salen a partir de 1.5 millones de dólares.

El complejo de lujo y personalizado tiene una piscina interior, gimnasio, muro para escalar, parque para perros, cine, biblioteca, elevador y hasta una estación meteorológica digital

The Oppidum

Su fama lo precede como “el mayor búnker multimillonario del mundo”. Está localizado en la República Checa, en una instalación secreta de la antigua Unión Soviética construida en la década de los 80.

Tiene más de 23 mil metros cuadrados, pero su mayor características es que tendrá un solo propietario. Es un complejo que incluye una propiedad en la superficie y otra subterránea. Además de un sistema de seguridad militarizado, como tienen la mayoría de los bunkers, cuenta con un helipuerto.

The Oppidum tiene además varias piscinas, gimnasios, un jardín subterráneo, spa, bodega, cine y claro todo lo que una mansión tiene. Su objetivo es garantizar la supervivencia de su propietario.

Safe House

Este particular proyecto fue ideado por el arquitecto Robert Konieczny en Polonia. Ha sido descrita como la primera casa a prueba de zombis, tiene la forma de un cubo de concreto con paredes móviles.

Su diseño se basa en garantizar la seguridad ante todo, de allí que su estructura es de líneas rectas para engañar a los extraños. Además de las paredes móviles, cuenta con un puente levadizo.

Al entrar, esta casa búnker cuenta con una hermosa piscina y toda la ostentación que se requiere para poder subsistir sin perder la paciencia mientras llegan los zombis y se acaba el mundo.

Risings Bunkers

Esta compañía norteamericana tiene más de 17 años construyendo bunkers y ofrece varias opciones para multimillonarios. Uno de ellos se llama el búnker Aristocrático, diseñado para “combina una vida práctica y autosostenible con una estética lujosa y la comodidad de la vida moderna”.

Tiene de salas de juegos, sauna, gimnasio, sala de medios, una bolera, campo de tiro y una piscina. Con dos pisos, tiene “camas suficientes y sofás para que más de 50 personas duerman cómodamente”. La cocina es personalizada, además cuenta con garaje para varios vehículos e invernadero.