Buen Fin: Se confirma que las empresas suben sus precios antes de poner descuentos en México

Buen Fin: Se confirma que las empresas suben sus precios antes de poner descuentos en México

El Buen Fin en México nos promete una gran cantidad de descuentos en una infinidad de artículos, pero un estudio reciente demuestra que no es cierto.

México es un país muy curioso, por decir poco, y es que se ha confirmado algo que ya todos sabíamos. Esto es que antes de que lleguen las fechas del Buen Fin, los precios suben una cierta cantidad. Eso con la finalidad de que se vean impactantes los descuentos de esas fechas. Así es como lo confirman en El Economista.

Qué curioso ¿no?

A veces cuando nos podemos a ver ofertas, nos damos cuenta que se han rebajado considerablemente los precios. Es gracias a eso que nos vemos tentados a gastar todo nuestro dinero, pero ¿realmente hay un descuento considerable?

Basados en una investigación realizada por los investigadores de El Colegio de México, Raymundo Campos Vázquez y Eduardo Medina Cortina. Se logró conocer la manera en que las empresas juegan con sus precios en las temporadas de supuestos descuentos.

El estudio demostró que, a pesar de lo que podría parecer, los descuentos de alrededor del 50%, en realidad terminan siendo de un 7% aproximadamente. Ya que con el incremento en precios previos a la fecha, básicamente no pierden nada.

Buen Fin descuentos

Es curioso que, a pesar de que ya todos sabíamos esto, se haya confirmado. Y es que este descuento basado en el incremento del precio total es, básicamente, es una grosería a todos los consumidores.

Buen Fin descuentos

Curiosamente, también se hace otra técnica muy curiosa, la cual consiste en subir los precios más que los originales una vez terminado el Buen Fin. El incremento se hace de 2.5% aproximadamente por encima de su valor normal. Esto es una estrategia que hacen para que se note el descuento que se hace estos días.

Así es como juegan con nosotros y con nuestros corazones. Pero aún así, seguramente todos iremos a aprovechar “las ofertas” porque, al final del día, sigue siendo más barato. No es tan barato como debería, pero si lo es.