Inundaron la "Biosfera 2" con CO2 para ver cómo la selva tropical es afectada

Inundaron la "Biosfera 2" con CO2 para ver cómo la selva tropical es afectada

La investigación ayudará a conocer cómo se comportan las plantas ante un eventual y drástico cambio climático en el planeta.

En Arizona, Estados Unidos, los científicos comenzaron un nuevo experimento de seis semanas para aprender más sobre cómo un posible y drástico cambio climático afectaría a los bosques y selvas tropicales.

El grupo de investigadores, dirigido por un fisiólogo de la Universidad de Friburgo, inundó la Biosfera 2, con el equivalente a 12.000 dólares en dióxido de carbono.

La Biosfera 2 es un ecosistema artificial cerrado en Oracle, Arizona, que contiene alrededor de 90% especies de plantas similares a las que se pueden encontrar en una selva tropical. La estructura posee 1,27 hectáreas.

Sequías planificadas en la Biosfera

El aumento en los niveles de CO2 irá acompañado de una sequía planificada de seis semanas para probar cómo los diferentes árboles y plantas manejarán sus propios niveles de CO2 almacenados en condiciones de cambio climático que empeoran.

Los investigadores han observado que a medida que se acelera el cambio climático, las sequías se volverán más frecuentes, lo que a su vez podría desencadenar concentraciones aún mayores de gas CO2 de la vida vegetal.

El CO2 es un gas de efecto invernadero que atrapa el calor en el medio ambiente y acelera el cambio climático.

“Se necesitan estos experimentos para desbloquear la fisiología actual y agregarla a los modelos”, dijo William Anderegg, uno de los investigadores, a la revista Science.

“La investigación nos da proyecciones mucho más precisas y rigurosas de cómo los árboles y bosques tropicales podrían responder al cambio climático”, apuntó.

CO2 ha aumentado 24%

Los árboles absorben CO2 de la atmósfera y lo almacenan, y diferentes especies lo liberan dependiendo de las circunstancias.

Estudios recientes han demostrado que la concentración de CO2 en la atmósfera ha aumentado un 24% desde 1958.

Los científicos están interesados en probar qué hará la vida vegetal de la selva tropical con su CO2 almacenado durante la sequía o los períodos de aumento de la concentración de CO2 en la atmósfera.