La explosión de un asteroide pudo haber causado una de las mayores apariciones masivas de especies en la Tierra

La explosión de un asteroide pudo haber causado una de las mayores apariciones masivas de especies en la Tierra

Hace 470 millones de años, un asteroide 3.000 veces más grande que el que extinguió a los dinosaurios se habría convertido una gran fuente de biodiversidad .

Sabemos que el impacto de asteroides en nuestro planeta ha sido capaz de acabar con millones de formas de vida en toda su historia. Sin embargo, estas grandes rocas espaciales no solo pueden traer muerte y destrucción. En cambio, un asteroide también puede ser fuente de vida y la causa de una gran biodiversidad. Así lo aseguró un estudio reciente de la Universidad de Lund de Suecia publicado en Science Advances.

El asteroide que extinguió a los dinosaurios golpeó la península de Yucatán hace 67 millones de años. No solo el impacto directo de la roca causó estragos, sino también una lluvia de vidrio y una posterior edad de hielo. Sin embargo, este asteroide no se compara en tamaño con uno que fue muy importante para la historia de nuestro planeta hace 470 millones de años. Esto habría sido revelado gracias a la evidencia encontrada por científicos.

Para entender el hallazgo, es necesario saber qué ocurrió en ese entonces. Hace 485 millones de años comenzó el periodo ordovícico de la Tierra, cuyo inició se caracterizó por no tener casi seres vivos en la superficie debido a la falta de oxígeno. Sin embargo, en un determinado momento ocurrió la Gran Biodiversificación del Ordovícico (GOBE). De ahí se produjo un nacimiento masivo de especies animales que pobló el planeta. La ciencia sabía hasta ahora que eso había ocurrido, pero no el por qué.

Finalmente han dado con la respuesta. Los hallazgos del equipo de investigación dieron con un asteroide que 3.000 veces más grande que el que mató a los dinosaurios que existió hace 470 millones de años. Este se encontraba más allá de la órbita de Marte, y chocó con una roca de tamaño semejante. El gran impacto llenó el sistema solar de polvo, y buena parte cayó en la Tierra. Esto generó una atenuación de la luz solar y una edad de hielo que permitió el nacimiento de nuevas especies.

Asteroide del tamaño de un edificio pasó cerca de la Tierra y pocos lo notaron

Un planeta biodiverso

Naturalmente la reducción de la radiación causó que la Tierra se enfriara significativamente. Las glaciaciones que surgieron dieron paso a una serie de efectos. El agua se congeló, las capas de hielo se extendieron y los niveles del mar cayeron, creando mares aislados poco profundos que eran ideales para generar nuevas especies. El agua fría también contiene más oxígeno disuelto, lo que también habría mejorado las condiciones para la vida.

Los científicos ya sabían que las edades de hielo aparecieron en este momento. Además, eran conscientes de que la vida experimentó un aumento espectacular de la biodiversidad, particularmente en el mar. Los primeros arrecifes de coral comenzaron a crecer y aparecieron extraños depredadores con tentáculos llamados nautiloides.

Lo científicos ya sabían de lo que pasó durante el GOBE, pero no sobre su causa. Así, decidieron estudiar las partículas de polvo en los sedimentos del fondo marino depositados en este momento. De esta forma se pudo confirmar que dichos sedimentos provienen de nubes de polvo de asteroides. La razón es que encontraron fragmentos ricos en isótopo helio-3, que solo podría haber venido del espacio.

Ahora la evidencia muestra que tal hecho ocurrió naturalmente hace 470 millones de años. Con esto, se aprende un poco más del origen de la vida en nuestro planeta.