Asteroide del tamaño de un edificio pasó cerca de la Tierra y pocos lo notaron

El asteroide pasó el día viernes bastante cercano a la Tierra y la NASA lo clasifica como potencialmente peligroso para el planeta.

Un llamativo asteroide conocido como 1998 HL1 con forma similar a un edificio pasó cerca de la Tierra el pasado día viernes acercándose a un total de 6,21 millones de kilómetros.

Esta lejanía equivale a 16 veces la distancia promedio de la Tierra y la Luna e incluso, la propia NASA lo calificó como una roca potencialmente peligrosa debido ha que con su órbita podría realizar varios acercamientos a nuestro planeta.

Sin embargo debemos recordar que generalmente la Agencia aeroespacial les da esta definición a todos los asteroides que pasan a una distancia más baja de los 7,8 millones de kilómetros y superan el diámetro de los 152 metros.

Asteroide del tamaño de un edificio pasó cerca de la Tierra y pocos lo notaron

Asteroide con forma de edificio

En lo que respecta a 1998 HL1, este tiene un diámetro aproximado de 550 metros, y una altura similar a la de la Torre Willlis (Sears) ubicada en la ciudad de Chicago en los Estados Unidos.

Tras la poca distancia que pasó de la Tierra, este pudo ser observado incluso con telescopios pequeños, pero el tema es que muy pocos sabían de su existencia y además no tenían conocimiento que este se estaba acercando peligrosamente a nuestro planeta.

Desde el Observatorio Virtual Telescope Project, el cual es de carácter online y cuenta con su sede principal en la ciudad de Ceccano, Italia, se realizó una increíble grabación del asteroide en la cual se logra percibir el recorrido brillante que este deja en la oscuridad de la noche.

Asteroide del tamaño de un edificio pasó cerca de la Tierra y pocos lo notaron

La órbita de esta roca espacial es algo extraña, por lo que la su paso cercano a la Tierra el pasado 26 de octubre será el registró más directo que podremos tener de él hasta el año 2140.

Será en ese momento que nuevamente podamos ver al asteroide 1998 HL1 acercarse a nuestro planeta a una distancia no peligrosa, pero si llamativa para los astrónomos que se dedican a estudiar este tipo de rocas