Estudio advierte sobre algoritmo racista usado por aseguradoras y hospitales en Estados Unidos

Estudio advierte sobre algoritmo racista usado por aseguradoras y hospitales en Estados Unidos

Investigadores de California, Boston y Chicago determinaron que millones de personas de piel oscura fueron relegadas por el programa.

Un algoritmo que ayuda a los hospitales y aseguradores a la administración de salud fue analizado por investigadores estadounidenses. Determinaron que operaba con sesgo racial, que relegó a millones de pacientes de piel oscura a una peor atención médica.

Los resultados fueron publicados en la revista Science y son contundentes. El algoritmo tenía menos probabilidades de referir a personas negras, que estaban tan enfermas como personas blancas, a programas para pacientes con necesidades médicas complejas.

Su autor principal Ziad Obermeyer, de la escuela de Medicina de la Universidad de California, Berkeley, explicó a Nature que al verificar las estadísticas de rutina de un hospital descubrieron cómo las personas que se definían como negros tenían puntuaciones de riesgo más bajas.

Como resultado, dice, estos pacientes tenían menos probabilidades de ser remitidos a los programas que brindan atención más especializada.

Estudio advierte sobre algoritmo racista usado por aseguradoras y hospitales en Estados Unidos

Algoritmo bajo la lupa

En el estudio determinaron que el algoritmo “asignaba puntajes de riesgo a los pacientes sobre la base de los costos totales de atención médica acumulados en un año”. Bajo este supuesto, un paciente con mayores gastos está asociado a más necesidad de atención.

Sin embargo, al analizar en profundidad encontraron que las personas de piel oscura promedio presentaban una mayor prevalencia de enfermedades como diabetes, anemia, insuficiencia renal y presión arterial alta.

La investigación determinó que la atención estos pacientes costaba 1.800 dólares menos por año que la atención brindada a una persona blanca, que presentaba el mismo cuadro de afecciones crónicas.

Por lo tanto, apenas un 17.7% de los pacientes negros recibían atención adicional. Lo que se traduce en que debían estar más enfermas que las personas blancas para ser remitidos a atención personalizada.

Reseteando el programa

Buscando una explicación, los científicos especulan que este dato está asociado al racismo sistémico. Expresado en desconfianza al sistema de salud e incluso discriminación directa de los proveedores.

El propio Obermeyer comunicó los resultados a los desarrolladores del algoritmo, quienes decidieron tomar medidas y solucionar el problema con la ayuda de los científicos.

Trabajaron sobre diferentes variables referidas a los costos de atención médica y ello redujo el seso racial en un 84%. El investigador dice que “esas soluciones son fáciles en un sentido de ingeniería de software: simplemente vuelves a ejecutar el algoritmo con otra variable. Pero la parte difícil es: ¿cuál es esa otra variable? ¿Cómo se soluciona el prejuicio y la injusticia inherentes a esa sociedad?”.

Científicos de Brasil prueban con éxito tratamiento celular contra el cáncer

La terapia CAR-T fue aplicada en un paciente con linfoma no Hodgkin, de 63 años.