Este demonio peca de monótono: Review Daemon X Machina [FW Labs]

Este demonio peca de monótono: Review Daemon X Machina [FW Labs]

Daemon X Machina dio mucho de qué hablar desde su anuncio, pero una serie de errores en su estructura hacen que sea un juego regular.

Daemon X Machina parecía ser una de las más grandes promesas en cuanto a exclusivos de Nintendo Switch. Pero a pesar de que se maneja extremadamente bien, deja mucho que desear en cuanto experiencia general.

La historia

El juego nos presenta a un mercenario que debe enfrentarse a una amenaza de Inteligencias Artificiales. Las cuales atacan a la humanidad en distintos puntos estratégicos, y si te pagan los suficiente, deberás detener esa amenaza.

Antes, durante y después de cada batalla, conocerás a otros mercenarios que te ayudarán en la misión. Quienes, al igual que tú, entran en combate por el dinero, pero cada uno tiene personalidades distintas muy marcadas.

Si logras llevarte bien con alguno de ellos, podrás convocarlos para misiones secundarias y facilitar tu tarea.

Lamentablemente, todo esto suena mucho mejor de lo que realmente es, puesto que la narrativa está muy mal trabajada. Tal parece que no encontraron la manera de meter la historia dentro del juego, ya que está es muy forzada. No por la trama misma, sino por la forma en la que te la muestran.

Daemon X Machina

Antes de cada batalla verás una pequeña cinemática en la que los otros mercenarios hablarán entre si. Como tu personaje no tiene personalidad, este nunca entra en las conversaciones a menos que alguien lo mencione. Pero no todo termina ahí, ya que antes de iniciar la misión verás una conversación estilo chat, en donde todos dirán sus opiniones sobre lo que están a punto de hacer.

Después de una larga charla antes de iniciar la misión, estos no dejarán de hablar tampoco en estas. De hecho, gracias a la naturaleza frenética de estas, es muy difícil seguir el hilo de la conversación entre personajes. Lo cual puede hacer que te pierdas de cosas importantes en el desarrollo de la historia. Posterior a esto, los personajes tienen otra larga conversación al final de la misión.

Eso pasa en cada misión principal, sin excepciones.

Gameplay

No habría problema con lo anterior si es que las misiones hicieran que todo valiera la pena. Ya que estas terminan muy rápido y todas son básicamente iguales. Es tu deber disparar a todo lo que veas hasta que te digan que fue suficiente. Eso si, varían pero muy poco, ya que a veces deberás enfrentar tanques, a veces enfrentar otros mechas y en ocaciones a robots gigantes.

La mecánica siempre es la misma y gracias a su corta duración, parece que estás jugando una aventura gráfica en lugar de un juego de acción. Y esto pasa aún ya avanzado en la historia, no es cosa solo de las primeras misiones.

Daemon X Machina

Aunque si algo hay que hacer notar, es que los controles son excelentes. Ya que controlar a tu mecha se siente muy natural y no tendrás problemas en volar, aterrizar, moverte y disparar al mismo tiempo. Además es muy fácil apuntar a tus objetivos y crear destrucción a tu paso. Recuerda que tirar edificios encima de los enemigos es una técnica tan aceptable como aventarles autos.

Fuera de lo rápido que termina cada combate, hace que esos minutos valgan la pena, tan solo por controlar a tu mecha de manera eficaz.

La banda sonora

Daemon X Machina cuenta con diálogos completamente doblados, por lo que, a pesar de ser largos y tediosos, son de gran calidad. Gracias a lo anterior, las largas conversaciones antes, durante y después de cada batalla se harán más pasables.

Además el soundtrack ofrece grandes piezas musicales, lo que hace que casi valga la pena comprar el juego tan solo por esto. Ya que a veces pasa de lo heroico a lo melancólico en la misma composición.

Los efectos de sonido, voces y música se mezclan muy bien a la hora del combate, haciendo que puedas escuchar todo sin problemas.

Modo multijugador en línea

El modo de varios jugadores es básicamente lo antes ya mencionado pero sin tanto diálogo. De por si el juego es fácil en la mayoría de sus misiones, en internet es ridículamente sencillo. Ya que al juntarse 4 jugadores, los enemigos no tienen oportunidad alguna de sobrevivir y solo los verás luchando contra una lluvia de balas que no pueden bloquear.

Daemon X Machina

Una vez terminada la misión, se regresa a la base, se elige otra o la misma misión y se repite todo el proceso. Puedes ganar dinero fácil para modificaciones pero no se siente reto en absoluto.

Otros puntos a tomar en cuenta

Solo existen dos partes del juego, el combate y el hangar. En el combate es matar hasta ganar y el hangar es básicamente seleccionar la siguiente misión. No hay mucho que hacer en este último, de hecho se siente vació al no tener casi nada con qué interactuar.

Ahí puedes modificar a tu robot con armas nuevas y armaduras, así como pintarlo y ponerle estampillas que vayas ganando. Además puedes modificar a tu mercenario en un pequeño esquema de árbol que también afecta como te ves. Digamos que aumentas tu poder de ataque, eso modificará los brazos del héroe. Si modificas sus ojos, eso será visible en el modelo. Es un gran detalle, siendo honestos.

Daemon X Machina

Otra cosa que puedes hacer en la base es comprar helado, el cual ayuda a mejorar las estadísticas de tu personaje antes de cada batalla. Y ya, eso es todo, de hecho es tan así esto, que hay un perro en la base que te sigue si te acercas, pero no puedes interactuar con este en absoluto. No, tampoco lo puedes acariciar.

Conclusiones

Si eres fanático de los juegos de mechas, entonces vas a amar la manera en que este se maneja. Pocos juegos son tan responsivos y dinámicos como este. Pero si lo que buscas es una experiencia profunda de juego, entonces este no es para ti.

Sinceramente, tenía el potencial para ser algo mucho mejor y se quedó corto en básicamente todos los aspectos. Eso si, se ve muy bonito pero no vale la pena el gasto, mejor invierte en Astral Chain.