Caldo de pollo: La perturbadora palabra clave que usan los pedófilos para buscar pornografía infantil en internet

Caldo de pollo: La perturbadora palabra clave que usan los pedófilos para buscar pornografía infantil en internet

"Caldo de pollo" y "Club Penguin" tienen las mismas siglas (CP) que "Child Pornography", que significa "pornografía infantil" en inglés.

Si piensas que la pornografía infantil se puede encontrar solamente en lugares como la deep web, estás equivocado. De hecho, ese tipo de material está al alcance de cualquier persona que sepa cómo buscarlo en Google. La forma más eficaz de hacerlo es con una frase que parece no tener relación alguna: Caldo de pollo.

En los últimos días gran indignación se pudo ver en Twitter gracias a un hilo de la usuaria @MyLifeAsThunder. En él explica que estuvo investigando mucho cómo se está compartiendo la pornografía infantil en internet. Sus hallazgos son perturbadores, pues las comunidades o grupos donde se distribuye este material son numerosas.

En su hilo señala que los pedófilos se comparten el material utilizando ciertas palabras claves. Estas son tanto "Caldo de Pollo" como "Club Penguin". La razón es que ambos conceptos comparten las mismas iniciales (CP) con Child Pornography (Pornografía Infantil en inglés).

Según la usuaria, su investigación la llevó a utilizar ambas frases como palabras claves en Google. Esto la hizo encontrar preocupantes enlaces prometiendo "intercambio de caldo de pollo".

Hay mucho contenido

Obviamente en un principio encontró resultados en Google sobre recetas de cocina y el videojuego lanzado en 2005. Sin embargo, al buscar en páginas posteriores halló muchos enlaces de grupos de Whatsapp. Muchos ofrecían lo mismo: "packs de sabrosos caldos de pollo".

Si bien a la usuaria se le negó la entrada a casi todos los enlaces, siguió buscando. En casi todas las redes sociales los resultados arrojaban comentarios pidiendo un intercambio por mensaje privado utilizando las mismas palabras. Esto pasó en Twitter, Facebook, Youtube, Instagram, etc.

Otra usuaria de Twitter comentó que a raíz del hilo comenzó su propia búsqueda. Según cuenta, logró entrar a un chat de Telegram que recién había sido cerrado y donde se compartía pornografía infantil. Su historia continúa relatando cómo un hombre de 23 años le comenzó a escribir mientras ella se hacía pasar por una adolescente de 15 años. El hombre no demoró en hacer comentarios sexuales y en enviarle videos pornográficos de niñas preadolescentes.

Así como este testimonio, otras personas han compartido más experiencias encontrado dichos grupos. Entre los miles de comentarios que ha provocado el tema, muchos han expresado su asco, preocupación e indignación.

Pornografía infantil