Estudio demuestra que no es recomendable usar enjuague bucal después del ejercicio

Estudio demuestra que no es recomendable usar enjuague bucal después del ejercicio

Científicos del Reino Unido y España afirman que la utilización del enjuague después del ejercicio puede provocar aumento en la presión arterial.

Investigadores del Reino Unido y España han realizado un estudio en el cual explican porqué no es bueno para el cuerpo realizarse un enjuague bucal luego de haber terminado una rutina de ejercicio.

Los expertos descubrieron una razón muy importante para que las personas no utilicen estos líquidos enfocados en la limpieza bucal, ya que puede ser bastante perjudicial para su salud a largo plazo.

Luego de una jornada extensa de ejercicio, se producen una gran cantidad de químicos bacterianos en nuestra boca, y utilizar este tipo de líquidos para la limpieza nuestro cuerpo puede sufrir el aumento de la presión arterial.

Estudio demuestra que no es recomendable usar enjuague bucal después del ejercicio

Ejercicio sin enjuague bucal

Aunque cueste encontrar una relación directa entre ambos procesos, los investigadores descubrieron que el solo hecho de hacerse un enjuague bucal luego de hacer ejercicio afecta uno de los objetivos de este, mantener la presión arterial baja.

Cuando hacemos deporte, los vasos sanguíneos del cuerpo comienzan a producir óxido nítrico, el cual ayuda a aumentar el diámetro de los mismos vasos, haciendo que este proceso sea beneficioso para disminuir la presión arterial.

Estudio demuestra que no es recomendable usar enjuague bucal después del ejercicio

Esto aumenta la circulación del flujo sanguíneo a los músculos, provocando que el cuerpo entre en un estado de relajo luego de concluir el ejercicio. Este proceso también se ve potenciado cuando todas las bacterias logran interactuar con el nitrato, compuesto que ayuda a mantener al cuerpo en este estado.

Por otro lado, estudios recientes han demostrado que el nitrato puede ser absorbido en mayor medida por las glándulas salivales, siendo excretado posteriormente a través de la saliva en la boca. Las bacterias necesitan del nitrato para poder convertirse en nitrito, molécula que ayuda a mejorar toda la producción del óxido nítrico en todo el cuerpo.

Estudio demuestra que no es recomendable usar enjuague bucal después del ejercicio

Más saliva, menos enjuague

Es aquí donde encontramos la relación entre usar estos líquidos para limpiar la boca y la presión arterial, ya que al ser utilizados la producción de nitrito que en la boca se está produciendo luego de una rutina de ejercicio se ve directamente afectada.

Para comprobar esta situación, los expertos llevaron a cabo una investigación con 23 adultos sanos que corrían en promedio durante 30 minutos. Luego se les pidió a un grupo d de ellos que se enjuagaran la boca cada 30, 60 y 90 minutos.

Los resultados arrojaron que los que no se habían realizado el enjuague tenían la presión arterial sistólica mucho más baja que los que si se habían realizado la limpieza, por lo que los resultados fueron más que decidores en lo que respecta a este acto de limpieza tan común y que nadie pensaría como podría afectar al cuerpo luego de hacer actividad física.