Prueban con éxito terapia génica para regenerar las neuronas pérdidas en accidentes cerebro vasculares

Prueban con éxito terapia génica para regenerar las neuronas pérdidas en accidentes cerebro vasculares

Investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania lograron reparar tejido cerebral en ratones usando el virus adenoasociado NeuroD1.

La atención inmediata durante un accidente cerebro vascular es fundamental para evitar que mueran un gran número de neuronas. Cuando esto ocurre los pacientes sufren de parálisis y otras discapacidades, que ahora podrían tener cura gracias a una investigación basada en terapia génica.

Un equipo de científicos de la Universidad Estatal de Pensilvania utilizó la terapia génica, basada en el virus adenoasociado NeuroD1 (AAV), para regenerar un tercio del total de neuronas pérdidas durante una lesión isquémica.  Y, simultáneamente, "proteger otro tercio de las neuronas lesionadas, lo que lleva a una recuperación neuronal significativa”.

Un informe, publicado en Terapia Molecular, detalla los resultados de los experimentos realizados en ratones y ratas con la aplicación del NeuroD1, que mejoró sus habilidades motoras y memoria.

Científicos han desarrollado un pequeño láser capaz de funcionar dentro de los tejidos vivos sin dañarlos

El nano láser diseñado por científicos de Northwestern University tiene el potencial de tratar desórdenes neuronales como la epilepsia.

Células gliales por neuronas

Desde hace más de una década el doctor Yu-Chen Chen y su equipo del departamento de Biología, de la Universidad Estatal de Pensilvania, se enfocaron en la conversión de las células gliales reactivas en neuronas.

Sin embargo, descubrieron que el número total generado era limitado y el potencial terapéutico no era claro. Por ello, siguieron sus estudios hasta probar esta nueva terapia.

En este caso, los cortes cerebrales mostraron la regeneración de neuronas completamente funcionales luego de la aplicación del NeuroD1.

Las mejoras se registraron en un 60% de los animales que recibieron la terapia génica y fueron visibles luego de 20 a 60 días. “Las grabaciones del corte cerebral encontraron que las neuronas convertidas en astrocitos mostraron potenciales de acción robustos y respuestas sinápticas a los dos meses después de la expresión de NeuroD1”, destaca el estudio.

Prueban con éxito terapia génica para regenerar las neuronas pérdidas durante en accidente cerebro vascular