Megabots, la compañía de robots gigantes de combate, se declara en quiebra

El confundador de Megabots, Matt Oehrlein, reconoció que fracasó en el intento de hacer que la gente se interesara en este nuevo deporte.

Las batallas de robots gigantes no han dado los resultados que se esperaban. Esto fue confirmado por los responsables de Megabots, la compañía estadounidense que pretendía hacer de este un deporte visto por las masas. La razón es que la empresa fue declarada en bancarrota.

Cuando Megabots fue fundada hace cinco años, sus responsables prometían que iban a hacer realidad las batallas de robots gigantes. Así fue, pues en 2017 lograron hacer un interesante combate con una máquina creada por los japoneses de Suidobashi. Los resultados fueron prometedores, ya que en dos semanas el video alcanzó cinco millones de vistas.

Pero la emoción pronto se desinfló. El anuncio de una batalla con un robot de Canadá no llamó nada la atención, y produjo una mínima fracción de los vistos en el primer video. Así lo explicó uno de los cofundadores, Matt Oehrlein.

No solo el anuncio fue una decepción, sino que terminó de sepultar los objetivos de Megabots. En un video reciente, Oehrlein admitió que la compañía estaba en quiebra. Según él, no lograron hacer que la idea de negocio fuera rentable. De hecho, no han logrado pagar los préstamos iniciales que recibieron. En estos momentos tampoco les alcanza el dinero para la renta de la bodega, seguros de salud de sus trabajadores, mantenimiento y reparos del robot, ni sus propios sueldos.

La noticia es triste, especialmente después de que el otro cofundador, Brinkley Warren, revelara sus intenciones hace unos años. Él pretendía que las batallas de robots se convirtieran en uno de los deportes con más audiencia y ganancias del mundo. Esto, en un plazo de menos de 10 años. Ahora, puede que esto no se cumpla.

sl160010449f4455-5fe57828b63b6bb982cae8926ca2838a.jpg

Sueños rotos

Siendo así las cosas, Oehrlein anunció que subastarán a su principal robot, Eagle Prime. La subasta, que está siendo llevada a cabo en eBay, comenzó en solo un dólar. Sin embargo, en estos momentos lleva más de USD 70.000.

Eagle Prime tiene una altura de tres metros y medio agachado. Cuando se pone de pie, alcanza casi los cinco metros de alto. También señala que es impulsado por un motor 430 horsepower LS3 V8 Engine, perteneciente a un Chevrolet Corvette.

Además del costo de la subasta, quien lo compre tendrá que hacerse cargo de los costos de envío. Este podría ser de 4.000 dólares para la costa oeste de EE.UU, y 17.000 para la costa este. Sin embargo, para el extranjero podría aumentar hasta 50.000.

Oehrlein señaló que no le importará "pasarle la antorcha" a alguien más si quiere hacer rentable el negocio. También consideró que no le molestaría que sea utilizado para exhibiciones privadas. "Mientras no sea chatarrizado, para mí esta bien", concluyó.

Megabots