Más sobrio no significa menos gamer: Review de los Logitech G Pro X [FW Labs]

Más sobrio no significa menos gamer: Review de los Logitech G Pro X [FW Labs]

Los Logitech G Pro X son la experiencia que necesita cualquier gamer sin aplicar el típico diseño extravagante que destaca en la industria.

Cuando hablamos de "periféricos diseñados para gamers", lo que normalmente se nos viene a la cabeza no son ciertas condiciones de calidad o comodidad para horas de juego, sino los típicos diseños extravagantes llenos de colores. La moda del RGB ha hecho que como consumidores nos hayamos acostumbrado a usar productos que lo emplean, aunque haya gente que no necesariamente los prefiera. Por eso, desafiando a la tendencia están los Logitech G Pro X.

Los Logitech G Pro X son auriculares que están hechos para gamers que prefieren un diseño un poco más "minimalista" o "sobrio". Si alguien busca mil colores en ellos, estará perdiendo su tiempo, pues es el negro el que predomina. La mayor "rareza" que tienen es la placa plateada presente en cada auricular con el logo de Logitech. Esto, en un diseño de lineas concéntricas que le agrega algo de textura rugosa.

Las partes acolchadas de cada auricular y el arco están recubiertas con cuero. El arco se conecta con las demás partes en una forma de pinza que permite ajustar cómodamente el ángulo de estas. Como detalle, un cable enrollado (como teléfono) sobresale. Además, tiene un micrófono removible en la unidad izquierda con su propia espuma.

A decir verdad, soy un amante de los diseños oscuros, y esta no es la excepción. Lo que podemos apreciar es que estos audífonos tienen ese componente de elegancia y sutileza que a menudo la industria gamer deja de lado. Honestamente me parecieron preciosos.

Logitech G Pro X

¿Qué traen?

Aparte de los propios Logitech G Pro X y como acostumbra incluir la marca, dentro de la caja hay varios cables que nos permiten usarlos en distintas situaciones. Hay dentro uno específico para usar con celulares, y otro para entrada (verde) y salida (rosada) de las tarjetas de sonido de un PC.

También está el típico para usar con PC y consolas, que cuenta con un control de volumen. Este se conecta a la Tarjeta Avanzada de Sonido (DAC) USB que garantiza una excelente calidad de voz y audio. Este será fundamental para el software que veremos más adelante.

Entre otras cosas, también hay una bolsa muy práctica para cargar todos estos elementos. Por último, vemos que hay un par de almohadillas de tela para reemplazar las típicas de cuero. Si vives en una ciudad particularmente cálida, seguramente valorarás esto último.

Logitech G Pro X

Comodidad

Estuve utilizándolos por aproximadamente dos semanas y debo decir que me sentí muy cómodo con los auriculares. Las almohadillas cubrían perfectamente mis orejas sin ninguna molestia y podía pasar horas sin sentir molestia alguna. Lo similar ocurría con el arco en la parte superior, ya que se ajustaba muy bien.

El arco de los Logitech G Pro X tiene un buen rango de expansión y permite estirarlos a gusto. Podría decir que son capaces de dar buenos resultados en una gran variedad de cabezas.

A veces la prueba de fuego en este punto es el uso de las gafas ya que pueden ser una molestia. Para mi es muy importante este punto, pues las llevo puestas todo el tiempo. Aun así, mis orejas no se sintieron afectadas ni con el pasar de las orejas.

El único reparo que tengo es que estos auriculares no se pueden rotar, como por ejemplo los G433. Esto impide acomodarlos bien sobre el pecho o en una superficie plana, pero tampoco es un asunto grave.

Logitech G Pro X

Sonido

En cuanto sonido, puedo decir que los auriculares son muy fieles a lo que los desarrolladores de un juego quieren que suene. Es decir, no hacen modificaciones de tal manera que los bajos parezcan más explosivos, por ejemplo. El escenario sonoro puede parecer un poco limitado en ese sentido, pero no es malo. Después de todo, muchas veces es mejor solo escuchar lo que es.

El sonido direccional funciona de maravilla. Especialmente en FPS notarás de dónde viene cada elemento: proyectiles, explosiones, pasos de enemigos; solo tienes que estar atento y notarás si algo pasa detrás tuyo.

También se desempeñaron muy bien tanto con música como con películas. Básicamente, son unos periféricos que te darán lo que necesitas sin hacer exageraciones innecesarias.

Logitech G Pro X

Micrófono de auriculares a micrófono de estudio

El micrófono por sí mismo no impresiona en absoluto. Se podría decir que hace lo típico de cualquier otro que sea capaz de no tomar mucho ruido del fondo. Sin embargo, esto es porque están hechos para aprovechar la tecnología Blue Voice. Básicamente es una forma de modificar en tiempo real el sonido que produces.

Esto se hace a través de la aplicación de Logitech G Hub. Allí tendrás un amplio abanico de opciones para modificar tu voz a gusto. Aquí podrás bajar el ruido, hacer tu voz más profunda, modificar el ecualizador, etc. Lo mejor es que si te da pereza personalizarlo o tomarte el tiempo, también hay varios perfiles preestablecidos para que hables como desees.

Por ejemplo, el perfil de "Broadcaster 1" me parece que tiene resultados increíbles. Con un solo clic puedes pasar de un micrófono genérico de auriculares a un micrófono de estudio. También puedes hacer tu propio perfil y guardarlo o usar el de algún jugador profesional.

Aprovechar la tecnología Blue Voice es casi que obligatorio si estás usando los Logitech G Pro X, especialmente si estás haciendo transmisiones de juegos en vivo. De verdad vale mucho la pena, y la experiencia de sonido de tu voz mejorará de forma significativa.

Logitech G Pro X

¿Los recomiendo?

Definitivamente sí. Casi todo lo que he encontrado en estos audífonos me ha encantado de una u otra manera, por lo que me llevo una muy buena opinión de ellos. Desde el punto del diseño, puedo decir que Logitech tuvo una decisión muy acertada y desde que los vi por primera vez quedé muy satisfecho.

Los distintos cables permiten que se adapte a todas las plataformas y además produce una muy buena experiencia de sonido. Lo que no lo cubre por sí mismo, lo logra cubrir el software especializado de Logitech G Hub. Por lo tanto, se asegura excelente calidad auditiva y un micrófono que supera a cualquier otro de mayor costo.

Hablando de costos, me parece que sus 129 dólares hacen más que justicia a lo que ofrecen. Valen mucho la pena, y creo que tendrán un buen debut en Latinoamérica cuando sean lanzados.