El increíble dinosaurio que descubrieron y que es como un dragón

El increíble dinosaurio que descubrieron y que es como un dragón

Lo apodaron el "dragón congelado2 y medía más de 10 metros

Investigadores de la Universidad del Sur de California (USC), Estados Unidos, descubrieron una nueva especie de pterosaurio que voló el cielo norteamericano hace 77 millones de años, según informaron en un estudio publicado en la revista Journal of Vertebrate Paleontology.

Se trata de una especie de reptil con alas, bautizada por los científicos como Cryodrakon boreas -que significa ‘Dragón congelado del norte‘- que vivió sobre la actual Alberta, provincia ubicada al noroeste de Canadá.

Cuando estaba vivo, el animal no habría sido un dragón congelado“, indicó el coautor del estudio, Mike Habib, paleontólogo de dicha universidad, citado por National Geographic. “Habría sobrevolado un paisaje razonablemente templado… pero mucho más cálido de lo que es ahora la región central de Alberta“, agregó.

El hallazgo se trató del primer pterosaurio descubierto en Canadá que habitó el cielo del período Cretácico. Contaba con una envergadura de hasta 10 metros de alto, considerándose el más grande de su tipo.

Los fósiles fueron descubiertos inicialmente hace 30 años en el Parque provincial de los Dinosaurios de Alberta. Sin embargo, en un comienzo los científicos pensaron que se trataba de la especie de pterosaurio Quetzalcoatlus northropi, la misma que se había descubierto en Texas.

Tras el análisis minucioso sobre el esqueleto parcial del Cryodrakon excavado en 1992, Michael Habib, también investigador del Instituto de Dinosaurios del Museo de Historia Natural del Condado de Los Ángeles, descubrió una serie de sutiles diferencias entre los huesos del Quetzalcoatlus y el Cryodrakon.

Habib notó que los huesos de su cuello eran largos como los típicos del Quetzalcoatlus, pero sus proporciones no encajaban.

El investigador, con la ayuda de David Hone, autor principal del estudio y especialista en taxonomía de pterosaurios, advirtió que el material fósil estaba perfectamente conservado, lo que no es común que suceda en la especie del Quetzalcoatlus.

Por otro lado, se recomienda avisar al Programa de Información de Seguridad y Reporte de Eventos Adversos MedWatch de la FDA en caso de que los profesionales de la salud o los pacientes noten efectos adversos al utilizar estas medicinas.

Es de notar que las impurezas también se encuentran en los alimentos comunes, tales como las carnes, los productos lácteos, las verduras y el agua como contaminantes ambientales, según la misma entidad.