Trump corre en círculos: Huawei ya está fabricando estaciones 5G sin partes estadounidenses

Trump corre en círculos: Huawei ya está fabricando estaciones 5G sin partes estadounidenses

De acuerdo al CEO de la compañía.

En lo que puede significar un golpe para las ambiciones de la administración Trump, el CEO de Huawei, Ren Zhengfei declaró que ya están fabricando estaciones 5G sin partes norteamericanas.

Lo anterior llega cortesía de Reuters, donde es menester recordar que el veto comercial impuesto por Estados Unidos a China, incluía que ninguna empresa estadounidense podía hacer tratos con Huawei. Dado eso, la producción de infraestructura estaba, teóricamente, comprometida.

Todo eso queda en el piso si tomamos las declaraciones del mandamás de la firma oriental, dado que aclaran que en este poco tiempo ya lograron instalar estaciones base 5G sin ninguna parte proveniente de la tierra donde manda Trump.

Como si fuera poco, dice que planea que Huawei doble la producción tan pronto como el próximo año, para temor estadounidense, ya que han acusado una y otra vez a la marca de la flor roja de ser un agente espía para el gobierno chino, sin pruebas aún.

Con esto despejado, queda claro que el área que más le produce ganancias a Huawei, la de infraestructura, no se ve mermada por el veto y que los únicos perdiendo son las fábricas americanas al perder un cliente de magnitud global.

En el pasado reciente, Huawei se ha visto dispuesto a vender su división de infraestructura a alguna empresa de origen occidental, en pos de desplegar su tecnología.

Mató las ilusiones: Huawei confirma que no desbloqueará el bootloader del Mate 30

El mismo Richard Yu confirmó que será posible el desbloqueo del bootloader del Mate 30, lo que le da la posibilidad de tener las app de Google.

En lo que respecta a la división móvil, donde el último gama alta premium, el Mate 30, no tiene servicios de Google de manera oficial por las prohibiciones, se espera que más temprano que tarde se llegue a algún acuerdo en modo de tratado entre ambas naciones. La presión es muy alta y está del lado de Donald Trump en estos momentos.