Encuentran una sorprendente especie de gusano de tres sexos en uno de los lagos más inhabitables del mundo

Encuentran una sorprendente especie de gusano de tres sexos en uno de los lagos más inhabitables del mundo

Auanema Sp es una especie de gusano microscópino encontrado en el Lago Mono en Estados Unidos, un lugar con niveles altísimos de arsénico.

Los extremófilos son aquellos organismos capaces de sobrevivir en condiciones poco aptas para la vida. Los más conocidos son los tardígrados (u osos de agua), que son capaces de resistir grandes rangos de temperatura, presión y radiación. Sin embargo, existen muchas más especies de este tipo en numerosos lugares del planeta. Entre ellas hay un tipo de gusano encontrado en el Lago Mono, Estados Unidos.

El Lago Mono (o Mono Lake) es un lugar que expone a duras condiciones a cualquier ser vivo. Algunas algas, bacterias, moscas y ciertas aves migratorias (por supuesto, de paso) hacen parte de su ecosistema. Los altos niveles de sales presentes en el medio generan que el agua sea alcalina. De hecho, posee concentraciones considerables de arsénico.

En un lugar como este se creería que no existen organismos que se la lleven bien con la composición del agua. No obstante, científicos del California Institute of Technology demostraron lo contrario. En un documento publicado en Current Biology demostraron que encontraron una peculiar especie de gusano: Auanema Sp.

Auanema Sp tiene una resistencia increíble. Este animal es capaz de soportar hasta 500 veces la cantidad de arsénico que podría un ser humano. Se trata de un gusano microscópico capaz de sobrevivir en estas condiciones.

Como si fuera poco, otro hecho de su existencia sorprende mucho. Este es que los individuos Auanema Sp pueden tener alguno de tres sexos: hembra, macho o hermafrodita. Normalmente los nematodos tienen solo tienen los dos últimos, por lo que esta condición es muy particular. Estos también dan vida a larvas vivas, contrario a la tendencia de dejar huevos del resto de la clasificación.

Auanema Sp

Resistentes

Sin duda a los científicos les llamó la atención la gran resistencia de esta especie. Después de todo, se trata de individuos con solo 1.000 células en el cuerpo y que en algún momento debieron de desarrollar esta característica.

Yendo más a fondo, los investigadores estudiaron a otras dos especies hermanas. Increíblemente estas también eran resistentes al arsénico sin vivir en un medio así. Ante esto, supusieron que la resistencia se debió al aislamiento en suelos ricos y estiércol. Estos contienen altas concentraciones de fosfato, lo que puede conducir a absorción de arsénico.

Por lo tanto, otros nematodos pueden ser resistentes al arsénico. Esto es importante, pues se cree que por cada humano hay 57.000 millones de nematodos en el mundo.

Auanema Sp