Sufrir de flatulencias durante un vuelo tiene una explicación científica

Sufrir de flatulencias durante un vuelo tiene una explicación científica

A mayor altitud, más gases intestinales produce nuestro cuerpo explican profesores de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca.

Viajar en avión tiene muchas ventajas, pero acarrea un peligro para todos sus pasajeros: las flatulencias. Científicos de Dinamarca estudiaron este fenómeno y concluyeron que todo es cuestión de física básica: a mayor altitud se producen más gases, debido a que al bajar la presión aumenta el volumen.

Aunque esta explicación no aminora los efectos si tu compañero de vuelo te someta a punta de flatulencias; podría hacer que le tengas un poco de piedad o al menos no te avergüences tanto si el protagonista eres tú.

Jacob Rosenberg, un profesor en la Universidad de Copenhague y cinco investigadores más, se abocaron a explicar la razón detrás de las panzas hinchadas y desagradables olores.

“La presión cae y el aire debe expandirse en un espacio mayor”, señaló a la BBC en una entrevista. Estima que un litro de gas pasa a ocupar un volumen un 30% mayor.

Calcularon que un adulto promedio expulsa, aproximadamente, 10 flatulencias al día. Pero es el azufre el responsable del olor “clásico” de los gases intestinales que salen por el ano.

Sufrir de flatulencias durante un vuelo tiene una explicación científica

Flatulencias al vuelo

Además del momento incómodo, sufrir de flatulencias durante un vuelo puede representar un peligro potencial para la salud. Según Rosenberg “si eres joven y saludable no es un problema, pero para la gente mayor puede representar un esfuerzo cardíaco riesgoso”.

El estudio, publicado en la revista New Zealand Medical Journal, incluso evaluó las estrategias para para enfrentar este fenómeno. Advierten que retener las flatulencias por un tiempo prolongado provoca “molestias e incluso dolor, hinchazón, dispepsia y pirosis (acidez estomacal)”.

Por ello, su recomendación es “dejarlo ir” por razones de salud, aunque esto implique un potencial conflicto con otros pasajeros. Aconsejan usar un cojín,  que “puede absorber hasta el 50% del olor”, y caminar durante el vuelo para evitar la acumulación de gases.

Bebedores de té regocijaos: Infusión mejora la salud del cerebro

Un estudio de una universidad de Singapur puso de manifiesto todos los beneficios del té y cómo mejora las funciones cerebrales.