Facebook dice que no hará nada si un político miente o fomenta el discurso de odio

Facebook dice que no hará nada si un político miente o fomenta el discurso de odio

Es que todo tiene valor de interés periodístico y no estaría bien impedir que se difunda cualquier cosa que puede volverse noticia.

Facebook no es un lugar que todos admiremos por ser una fuente confiable de información. Por el contrario, se tiene más que comprobado que ha jugado un papel crucial.

Sobre todo al momento de moldear la percepción de los usuarios sobre políticos, candidatos, adversarios o hasta grupos vulnerables que pueden ser víctimas de discursos de odio.

John Oliver dice que AMLO es como un Donald Trump mexicano

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tiene algunos rasgos en común con Donald Trump, según John Oliver.

Es por ello que desde el escándalo de Cambridge Analytica se le ha pedido a la red social que regule el actuar de aquellos políticos que utilizan esta red social como un medio a su favor para manipular la información.

Y ahora Facebook por fin tiene una postura al respecto: no hará prácticamente nada contra ellos:

trump

Confiamos en verificadores de datos contratados externamente para ayudar a reducir la propagación de noticias falsas y otros tipos de información errónea viral, como memes o fotos y videos manipulados.

Sin embargo, no creemos que sea un papel apropiado para nosotros arbitrar debates políticos y evitar que el discurso de un político llegue a su audiencia y esté sujeto a debate y escrutinio públicos.

Es por eso que Facebook exime a los políticos de nuestro programa de verificación de datos. Hemos tenido esta política en los libros durante más de un año, publicada públicamente en nuestro sitio bajo nuestras pautas de elegibilidad.

Esto significa que no enviaremos contenido orgánico o anuncios de políticos a nuestros socios externos de verificación de datos para su revisión.

Sin embargo, cuando un político comparte contenido previamente desacreditado, incluidos enlaces, videos y fotos, planeamos "degradar" ese contenido.

Esto lo dijo el jefe de política global y comunicación Nick Clegg hoy.  En un comunicado donde habló de los ¿planes? que tiene la compañía para ¿prevenir? otra interferencia dirigida a usuarios en las elecciones de 2020.

Josh Constine escribe una pieza muy interesante para TechCrunch, en donde analiza la situación y concluye algo ineludible. La red social no realizará ninguna revisión en lo relativo al discurso de las publicaciones de políticos activos.

Sea o no información falsa. Fomente o no el discurso de odio. Se trate o no de una manipulación. Las publicaciones que tengan estas características no serán borradas, ni censuradas. No importa que incluso violen los propios términos de uso de Facebook.

Todo bajo la justificación de que este tipo de actos pueden tener un valor de "interés periodístico".