¿Todo era mentira?: demandan a Tinder y OKCupid por fraude con cuentas falsas

¿Todo era mentira?: demandan a Tinder y OKCupid por fraude con cuentas falsas

La FTC investiga a Match Group, dueños de Tinder, Meetic y OkCupid. Por usar estrategias fraudulentas para convencer a usuarios de pagar suscripciones.

Las apps de citas son un elemento de presencia constante en la red. Prácticamente no hay usuario que no sepa qué es Tinder, OKCupid o alguna otra por el estilo.

Las dos arriba mencionadas durante años se han posicionado como dos de las más populares y confiables. Pero resulta que ambas apps tienen el mismo dueño; y ahora es investigado por manipular a sus usuarios gratuitos para convertirse en suscriptores de paga.

Tinder

Sucede que la US Federal Trade Commission (FTC) acaba de demandar a Match Group, mejor conocido como Match.com; dueños de un montón de plataformas de citas como Tinder y OKCupid. Todo bajo la acusación de que la empresa utiliza prácticas engañosas para captar suscriptores.

Creemos que Match.com engañó a las personas para que pagaran suscripciones a través de mensajes que la compañía sabía que eran de estafadores.

Los servicios de citas en línea obviamente no deberían usar estafadores románticos como una forma de engordar sus resultados financieros.

Son las palabras de Andrew Smith, director de la Oficina de Protección al Consumidor de la FTC, marcadas en un comunicado de prensa sobre la investigación.

Se estima que entre 25 y 30% de las cuentas creadas en estas plataformas podrían ser falsas. Creadas por usuarios estafadores que buscan manipular a las víctimas.

Feliz San Valentín: 42% de los mexicanos usan apps de citas por despecho

Parece que en México hay un patrón de conducta muy preciso para usar apps de citas como Tinder.

Pero para entrar en contacto dichas víctimas muchas veces necesitan pagar una suscripción para poder tener libertad absoluta en las interacciones.

Match Group ya habría identificado varias de estas cuentas denunciadas por los propios usuarios como falsas. Pero igual los habría dejado seguir operando.

A final de cuenta se traducía en más dinero para ellos también. Y ahí es donde reside el meollo de la investigación.