Parece ser que un ciervo pasó de estar extinto a ser parte de las especies en peligro

Parece ser que un ciervo pasó de estar extinto a ser parte de las especies en peligro

Una rara especie de ciervo dejó de ser una de las especies en peligro de extinción a estar extinta en el año de 1938 ¿o no?

No siempre que las especies en peligro pasa a estar oficialmente extinta quiere decir que todo este perdido. Es decir, se puede decir que una especie está extinta gracias a que ya no se han visto ejemplares de esta. Pero en alguna parte del mundo podrían seguir existiendo. Cabe mencionar que estos son casos muy raros, justo como el que veremos a continuación.

Extinto desde 1932

Una especie de ciervo fue cazado masivamente hasta que llevaron a la extinción a toda su especie. Su nombre es Ciervo de Schomburgk y el último ejemplar registrado de manera oficial murió en el año de 1938.

Pero recientemente una investigación del Journal of the Bombay Natural History Society podría dar esperanza. Ya que parece que se encontró a otro espécimen de este ciervo recientemente, al menos una parte de este.

Todo esto fue posible porque un camionero encontró unas astas de este ciervo. Las cuales parecen que fueron “abandonadas” por este animal a principio de los años 90. Un año después, se seguían investigando y encontraron que no tenían mucho tiempo de haber sido arrancadas de este animal.

Especies en peligro

La antigüedad relativa de los especímenes de asta puede ser evaluada por los materiales, como la médula seca, que todavía se adhiere a ellos. Incluso la sangre todavía era rojiza; se volvería negra con el paso de los años. En los trópicos, las astas no seguirían luciendo de esta manera ni siquiera en cuestión de meses.

Fue lo que dijo un experto en vida salvaje asiática de nombre Galbreath. Quien también fue quien fotografió estas astas en el año de 1991.

Tal parece que este animal aun podría estar por ahí, aunque es posible que queden muy pocos especímenes. Al menos sabemos que no mataron a todos hace 80 años. No es mucho, sinceramente es hasta deprimente, pero es lo que hay.

Fuente: Journal of the Bombay Natural History Society.