Estudio revela las posibles causas de la adicción a los videojuegos

Estudio revela las posibles causas de la adicción a los videojuegos

La adicción a los videojuegos, reconocida como una patología mental, se debe a razones más allá del entretenimiento que causa jugar.

Hace un tiempo la OMS calificó oficialmente a la adicción a los videojuegos como un trastorno mental. El hecho generó rechazo de ciertos sectores de la comunidad gamer, al considerarlo una forma más de querer generar mala reputación sobre quienes disfrutan de esta actividad.

En ese momento la OMS hizo una descripción clara de la nueva patología mental. Básicamente la definió como un control deficiente del tiempo dedicado a los juegos por encima de otras actividades. Todo esto, bajo consecuencias negativas para el paciente.

A pesar de la descripción, la organización no buscó un origen de este problema. De eso se encargó un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Stetson. Christopher Ferguson, uno de los autores del documento, señaló sus inquietudes previas:

Una de las preguntas que hemos estado haciendo es si los juegos son realmente el problema, o si otros factores como el entorno familiar o el entorno social causaron problemas y si exagerar con los videojuegos fue simplemente un síntoma de esos problemas. ¿Deberíamos pensar en esta adicción como su propio diagnóstico o más como una señal de alerta de que la persona está experimentando otros problemas de salud mental?

Para ello encuestó a un gran grupo de jóvenes coreanos. En total fueron 477 hombres y 491 mujeres a los que se les preguntó por la relación con sus padres, su autocontrol, la presión académica y sus hábitos con respecto a los juegos.

Videojuegos

La verdadera razón

Lo primero que descubrieron es que el solo hecho de la exposición a los juegos no causa nada. En esto influían más los niveles de autocontrol del sujeto.

¿Pero qué reducía los niveles de autocontrol? Según el estudio, las razones se resumen en estrés generado dentro de la persona. Aquellos que tenían padres más sobreprotectores y se comunicaban menos con ellos, terminaban jugando más. Estas mismas personas presentaban mayor estrés académico, lo que influiría directamente en su adicción.

El estudio también explica que Corea del Sur es un país donde hay una particular presión social por el éxito académico. Esto podría provocar la gran cantidad de personas que le dedican varias horas al día a los videojuegos.

Por supuesto, esto no explica del todo el fenómeno en otros países. Sin embargo, plantea un primer acercamiento a las causas de la adicción.

Videojuegos