Urgente: Banco Mundial informa sobre la presencia de arsénico en 83 localidades de Chile

Urgente: Banco Mundial informa sobre la presencia de arsénico en 83 localidades de Chile

El informe emitido por la institución muestra que en gran parte de Chile existe la presencia de este contaminante el cual es peligroso para las salud.

Un reciente informe emitido por el Banco Mundial el cual ha sido llamado como "Calidad desconocida: La crisis invisible del agua", alertó que actualmente en Chile existen 83 localidades donde se encuentra la presencia de arsénico en el agua potable.

El estudio se dedicó a estudiar la contaminación en más de 72 países alrededor del mundo, tratando de identificar todos los componentes tóxicos que existen en su interior además de identificar los peligrosos que pueden ser estos para la salud de las personas.

Entre los componentes que según señala este informe ponen en peligro a integridad de las personas son los siguientes: Salinidad, arsénico, oxígeno, plástico entre otros químicos.

Urgente: Banco Mundial informa sobre la presencia de arsénico en 83 localidades de Chile

Agua con arsénico en Chile

En el caso de nuestro país el informe dejó a entrever una situación bastante grave, ya que en la actualidad existen 83 localidades donde los niveles de arsénico en el agua son demasiado alto, algo que preocupa en especial porque el agua es un elemento vital para nuestro diario vivir.

El estudio se dedicó a investigar 392 localidades de las cuales 83 fueron las que marcaron los registros más altos, ya que el nivel de arsénico que el agua alcanzó en esos lugares fue dentro del límite permitido por la OMS, el cual es 10 μg por litro de agua.

Además la investigación reveló otros datos bastante preocupantes, ya que durante el siglo XX en el norte de Chile cuando aumentó la población se registró que el agua que consumían las personas por aquellos años tenía 17 veces más arsénico de lo permitido en la actualidad, exponiendo a las personas por aquellos años a un grave peligro para su salud.

Aunque en la actualidad este problema se ha resuelto en el norte del país, hasta el año 2010 aún en 27 localidades de esta zona se registraban altos niveles de este compuesto en sus aguas. Según señala Cristóbal Girardi, doctor en ciencias ambientales en el país "En Chile existen altas concentraciones de arsénico en sus aguas debido a razones geológicas, es por esto que desde el año 2015 se implementa la norma NCH409 la cual actualiza el límite máximo de este compuesto a lo establecido por la Organización Mundial de la Salud".

Urgente: Banco Mundial informa sobre la presencia de arsénico en 83 localidades de Chile

Localidades afectadas en Chile

Según información del entregada por el estudio, las diversas zonas afectadas en el país que superaron la norma establecida por la OMS son las siguientes: Quepe, Melipilla Norte, El Colorado, Hacienda Batuco, Maule, Totoralillo y Matilla.

Según información entregada por Gerardo Daza, Ingeniero de la Universidad Católica de Valparaíso, los niveles de arsénico en muchas zonas de Chile han sobrepasado durante mucho tiempo el límite establecido y recién desde el año 2015 las autoridades comenzaron a fijar un límite para el agua potable en el país el cual es de 10 μg por litro de agua, afectando no solo al norte del país si no que también a diversas captaciones subterráneas en la zona central.

Urgente: Banco Mundial informa sobre la presencia de arsénico en 83 localidades de Chile

El Banco Mundial enfatizó que los datos entregados en el informe corresponden al año 2018, por lo que son bastante actuales y se requiere acciones prontas para bajar los niveles en estas zonas. Sin embargo, si se comparan con las cifras que marcaban durante los años setentas en el país ya son pocas comunas las cuales exceden los límites establecidos.

Finalmente, Daza enfatiza que hoy en día existen diversos métodos para eliminar el arsénico del agua, como por ejemplo el uso de filtros y otras formas. Sin embargo, es necesario una mayor por parte de las empresas y la autoridad para hacer cumplir los límites establecidos en algunas zonas, además de mejorar la fiscalización haciéndola continua para que ya no exista riesgos en lo que respecta al consumo humano del agua.